Escape

Escapes

Esta ilustración del Atlas Catalán, elaborado sobre 1375 dC, muestra una caravana encabezada por el explorador Marco Polo recorriendo la Ruta de la seda que aún hoy atraviesa toda la extensión del Asia de este a oeste. Esta vía para el comercio es motivo de la exposición en el Hermitage de Ámsterdam. Foto: crecientefertil.com

Esta ilustración del Atlas Catalán, elaborado sobre 1375 dC, muestra una caravana encabezada por el explorador Marco Polo recorriendo la Ruta de la seda que aún hoy atraviesa toda la extensión del Asia de este a oeste. Esta vía para el comercio es motivo de la exposición en el Hermitage de Ámsterdam. Foto: crecientefertil.com

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 20 de abril de 2014

La Ruta de la seda aún atrae

Marcada hoy en parte por el petróleo y el opio, la Ruta de la seda, la mítica vía terrestre que dominó el comercio entre Europa, India y el Lejano Oriente durante 1.700 años, conserva intacto su poder de atracción. Los desiertos, estepas y cordilleras que marcaron su destino fueron recorridos por mercaderes, monjes y soldados. El cruce de culturas que propiciaron dejó tesoros artísticos guardados con celo, entre otros, por el museo Hermitage, de San Petersburgo. Su colección sobre Asia Central es una de las mejores del mundo, y su filial holandesa, el Hermitage de Ámsterdam, ha escogido 250 de estas piezas apoyándose en las excavaciones encabezadas a principios del siglo XX por arqueólogos rusos. El resultado es Expedición Ruta de la Seda, la majestuosa muestra abierta hasta el 5 de septiembre, que ha sacado por primera vez de Rusia objetos hallados a lo largo de una red de 7.000 kilómetros, reseña El País. Marco Polo, el viajero y mercader veneciano fallecido en 1324, tal vez sea el cronista más famoso de la Ruta. Sin embargo, su relato sigue sujeto a discusión. ¿Estuvo en China, o decía la verdad, y llegó más lejos? Además, la Ruta de la seda, que fue la mayor arteria comercial hasta el siglo XV, ya existía antes del nacimiento de Cristo. De modo que en Ámsterdam han optado por el relato indiscutible de la arqueología y han traído “las huellas históricas tangibles y auténticas, que siguen siendo un sueño”, en palabras de Cathelijne Broers, directora del Hermitage Holanda.

La meningitis no calló al gorrión

La cantante francesa Edith Piaf nació bajo el nombre de Edith Giovanna Gassion, el 19 de diciembre de 1915 en París. Sus padres eran alcohólicos y por eso quedó al cuidado de su abuela que trabajaba en un burdel. Padeció temporalmente ceguera como secuela de una meningitis mal tratada. Trabajó con su padre en un circo ambulante y alternaba con el canto callejero. Quedó embarazada a los 16 años y su hija murió antes de cumplir dos años a consecuencia también de una meningitis. Por complicaciones del parto, quedó sin posibilidades de volver a embarazarse. Consiguió un contrato para cantar en el bar de Louis Lepleé, quien le puso el apelativo de Piaf, haciendo referencia a un gorrión de trino fuerte. Lepleé fue su protector, pero él apareció muerto en su escritorio y eso provocó en Edith un cambio. La bebida y las drogas eran la regla hasta que conoció a Raymond Asso, quien le dio otra oportunidad. Libre de vicios sus éxitos volvieron a estar de moda y eso le trajo ganancias, pero nuevamente cayó. Se relacionó con un boxeador del que ella decía que era el gran amor de su vida. Murió a consecuencia de un cáncer en el hígado el 11 de octubre de 1963. La meningitis es una enfermedad que se presenta con fiebre, dolor de cabeza y rigidez en la nuca, además de vómito, malestar general y alteración del estado de conciencia. Para confirmar su diagnóstico se realizan hemograma y punción lumbar. Se debe aislar al paciente para evitar contagios. El tratamiento es con antibióticos, dependiendo de la causa desencadenante. Ella decía: “La gente piensa que podría cantar la guía telefónica y hacer que se escuche bien”. Dr. Aníbal Romero Sandoval, Emergencias Hosp. Arco Iris

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia