Escape

Escapes

Esta imagen difundida por la Agencia Espacial de EEUU, NASA, el 2 de marzo de este año, muestra la ruta del vehículo todo terreno Curiosity en un valle marciano, una de las misiones de exploración en el planeta rojo. Foto: nasa.gov

Esta imagen difundida por la Agencia Espacial de EEUU, NASA, el 2 de marzo de este año, muestra la ruta del vehículo todo terreno Curiosity en un valle marciano, una de las misiones de exploración en el planeta rojo. Foto: nasa.gov

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 04 de mayo de 2014

En la red venden nombres en Marte

Elija un astro, póngale el nombre que desee y recibirá un certificado con las coordenadas del objeto, mapas del cielo, los datos y su denominación… previo pago. Un regalo original, un recuerdo o un capricho. La oferta en internet es notable. Pero, ¿alguien utilizará ese nombre? En el mapa de quien se lo haya vendido, sí. El resto del mundo, no. El diario El País reporta que existe una reciente oferta para bautizar un cráter de Marte —quedan medio millón anónimos—, con un pago moderado y fines educativos y de exploración, según sus promotores, que ha disparado la alarma de la Unión Astronómica Internacional (IAU). “Tales iniciativas son contrarias al espíritu de acceso libre e igualitario al espacio, y van contra las regulaciones reconocidas”, advierte el organismo en un comunicado, enfatizando que “ningún nombre comprado puede ser utilizado nunca en mapas oficiales”. La IAU se encarga desde su fundación, en 1919, de la nomenclatura de objetos celestes para estandarizar los varios y confusos sistemas que se utilizaban. Incluso durante la guerra fría, en plena carrera espacial en los años 60, la unión internacional desempeñó un papel clave para poner de acuerdo a EEUU y la Unión Soviética en los nombres de los lugares de la Luna. “Para asegurar que todos los científicos, educadores y el público en general hablan el mismo lenguaje, los astrónomos de la IAU han acordado estándares comunes para nombrar objetos espaciales, rasgos o fenómenos, de manera que puedan ser fácilmente localizados, descritos y debatidos”, dice la asociación.

El ahogamiento de Whitney

Whitney Elizabeth Houston nació en Newark el 9 de agosto de 1963.

Su talento estaba en su bellísima voz, pero también se destacó como modelo y actriz. Comenzó a sus 11 años cantando junto a su madre y en el coro infantil de una iglesia de New Jersey. Su talento artístico fue descubierto por Clive Davis, quien en 1985 le ayudó a editar su primer álbum, del que vendió más de 30 millones de copias. La banda sonora de la película El Guardaespaldas, de 1992, es quizá la más popular. Fue premiada con dos Emmy, seis Grammy, 30 Billboard Music Axards, 22 American Music Awards; en total logró 415 distinciones. Desafortunadamente, tanta fama fue un problema, cayó en la adicción a las drogas y al alcohol, fue encontrada muerta en la bañera de su hotel el 11 de febrero de 2012, durante 20 minutos los paramédicos trataron, sin éxito, de reanimarla. De inicio se manejó la hipótesis de muerte accidental por ahogamiento, al quedar adormecida bajo los efectos de drogas, ésta se confirmó en la autopsia que se le practicó. Puede ocurrir que una persona se sumerja en agua y pierda el control de la situación resultando el ahogamiento, lo primero será sacar a la víctima, siempre pidiendo ayuda a otras personas, una vez fuera y sobre una superficie dura se debe presionar el puño encima del ombligo para sacar el agua de los pulmones, si no hay pulso se iniciará el masaje cardiaco y la ventilación boca a boca. De cualquier forma la prevención debe ser siempre la regla enseñando a nadar a los niños lo antes posible. Ella decía: “No me gusta pensar que soy adicta, solo que tengo malos hábitos”. Dr. Aníbal Romero Sandoval, Emergencias Hosp. Arco Iris

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia