Escape

Escapes

Un grupo de sacerdotes católicos ofrece la comunión a cientos de devotos cubiertos de barro y hojas que participaron el 24 de junio en el Festival de la Gente de Barro y el día de San Juan Bautista en la población de Bibiclat, en Filipinas. Foto: EFE

Un grupo de sacerdotes católicos ofrece la comunión a cientos de devotos cubiertos de barro y hojas que participaron el 24 de junio en el Festival de la Gente de Barro y el día de San Juan Bautista en la población de Bibiclat, en Filipinas. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 29 de junio de 2014

El Festival de la Gente de Barro

Devotos católicos filipinos cubren cada año sus cuerpos con barro y hojas secas para asistir a la misa en conmemoración del Festival de la Gente de Barro (Taong Putiky), la festividad de San Juan Bautista, que se celebra el 24 de junio, en la población de granjeros de Bibiclat, cerca de la ciudad de Aliaga, a unos 120 km al norte de Manila, en Filipinas. Un reportaje gráfico de la agencia EFE reseña que cientos de devotos participan en los ritos cada año con la esperanza de que sus deseos de buenas cosechas se hagan realidad. La noche entre el 23 de junio y el 24 de junio en varios pueblos, principalmente con fuerte tradición católica, viven momentos particulares para simbolizar el fin de una etapa del año y el inicio de una nueva, es el caso de la celebración filipina en Bibiclat. Hojas de plátano y lodo son usados antes de iniciar la peregrinación, antes de que anochezca, para esperar en un santuario la misa que se celebra a medianoche con la presentación de todos aquellos que impiden el bienestar de los fieles y la petición de todo lo que se quiere alcanzar en los meses siguientes. El portal elle.es informa que la fiesta dedicada a San Juan Bautista es una de las más diversas en el mundo porque se usan martillos en Portugal; caballos en Sant Joan en Ciudadela, en Menorca, España; lámparas voladoras en Polonia y fogatas como los antiguos celtas en Irlanda. También rescata que se ha ido nutriendo con costumbres de diferentes culturas como las andinas en América.

La voz que oía Juana de Arco

Reconocida como Patrona Protectora de Francia en 1920 por el papa Benedicto XV, Juana de Arco nació el 6 de enero de 1412 en Domrémy. Fue ejecutada en la hoguera el 30 de mayo de 1431, tras un juicio por brujería instaurado por la Iglesia Católica. De los documentos del proceso los historiadores obtuvieron la fecha y lugar de nacimiento. El apellido de Juana resulta de la mala interpretación del apelativo del padre, Jacques Darc y del pueblo en que el se supone que nació.

Juana creyó escuchar la voz de Dios, que le decía que debía ser fiel creyente y le reveló la forma de derrotar a los ingleses en “la guerra de los cien años”. Las leyendas francesas de la época decían que sería una doncella la que liberaría la nación. La primogénita de Carlos IV no cumplió el reto, así que el escenario quedó servido para Juana. Antiguamente algunas enfermedades fueron subdiagnosticadas, es el caso de la esquizofrenia, un síndrome caracterizado por trastornos de la percepción. Suele aparecer al final de la adolescencia, la enfermedad progresa desde la distorsión de la percepción hasta un estado crónico de idealización delirante y alucinaciones. Los antipsicóticos son la clave para tratarla tanto en la etapa aguda como para el manejo diario en la corrección de alucinaciones visuales y auditivas, y el manejo de ideas delirantes y trastornos del pensamiento. Juana de Arco escuchaba la voz de Dios. Cuando alguien habla con Dios es religioso, si Dios le habla es probable que sea esquizofrénico. Dr. Aníbal Romero Sandoval, Emergencias Hosp. Arco Iris

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia