Escape

Escapes

El colibrí barba azul es endémico de Colombia, donde no ha sido visto hace casi 70 años, y está en la lista de las especies en peligro crítico. Foto: es.wikipedia.org

El colibrí barba azul es endémico de Colombia, donde no ha sido visto hace casi 70 años, y está en la lista de las especies en peligro crítico. Foto: es.wikipedia.org

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 03 de agosto de 2014

Una de cada ocho aves, en peligro

Para el colibrí de barba azul (Oxypogon cyanolaemus) podría ser demasiado tarde. La especie, originaria del noroeste de Colombia, no ha sido vista en cerca de 70 años (desde 1946). De hecho, ya podría estar extinta, pero a falta de confirmación está clasificada como “en peligro crítico” en las listas rojas de fauna y flora que elabora la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la autoridad mundial en esta materia. El País reporta que la nueva lista roja de aves de 2014, confeccionada con datos de BirdLife, muestra que de las 10.425 especies de aves identificadas en todo el mundo, una de cada ocho (el 13%) están amenazadas de extinción. Estas listas, dice Juan Carlos Atienza, de SEO BirdLife, contribuyen a establecer prioridades a la hora de favorecer políticas de conservación y declarar nuevos espacios protegidos. “Nos sirve para ver qué grupos de especies son las más amenazadas: hay muchas marinas o ligadas a islas. También a identificar lugares geográficos de riesgo, en los que al proteger zonas concretas podemos hacer mejor empleo del dinero y de los esfuerzos”, añade Atienza. El catálogo de aves ha cambiado con la inclusión de 350 que antes se consideraban subespecies o razas. “Estaban camufladas por otras”, dice Atienza. Estas preocupan a BirdLife, que acaba de evaluar por primera vez su estado de conservación y ha determinado que una de cada cuatro (el 25%) están amenazadas, por lo que necesitan “acciones prioritarias de conservación”.  

La inanición de Sandro Botticelli

Alessandro di Mariono Filipepi, Sandro Botticelli, nació en Florencia el 1 de marzo de 1445, fue un destacado pintor al que se le atribuyen innumerables obras, la mayoría de tipo religioso. Tras abrir su taller logra cierta independencia y tiene a los Medici de mecenas, para ellos pinta obras como el Nacimiento de Venus, El Centauro o La primavera. Botticelli murió el 17 de mayo en Florencia abandonado a su suerte, se especula que fue por inanición, que es la privación de alimentos. El paciente presenta pérdida de peso, se deshidrata, sus músculos adelgazan, su cabello pierde brillo y baja la presión arterial baja.

En las mujeres puede haber alteraciones hormonales notorias como la suspensión de la regla, la pérdida del feto si está embarazada. Si el enfermo está en edad de crecimiento las secuelas pueden ser poco desarrollo y efectos sobre su capacidad intelectual, si se presenta en la edad adulta el paciente pude desarrollar trastornos de la personalidad. Si no se trata oportunamente, la inanición puede generar diarrea persistente, problemas vasculares y hasta la muerte, además puede asociarse con enfermedades como la neumonía o la tuberculosis, que comprometen la salud del paciente. Sandro Botticelli estuvo olvidado, hasta finales del siglo XIX, cuando se estudiaron sus obras. Él decía: “Con solo arrojar una esponja empapada en distintos colores contra un muro, ésta deja en la pared una mancha, donde se aprecia un hermoso paisaje”. Dr. Aníbal Romero Sandoval, Emergencias Hosp. Arco Iris

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia