Escape

Escapes

La novedosa exploración podría servir para producir una vacuna eficaz, pues si progresan las investigaciones se podría aplicar a un individuo un antígeno atenuado, o muerto, del VIH, a fin de que provoque su propio ejército de defensa y luche. Foto: blogspot.com

La novedosa exploración podría servir para producir una vacuna eficaz, pues si progresan las investigaciones se podría aplicar a un individuo un antígeno atenuado, o muerto, del VIH, a fin de que provoque su propio ejército de defensa y luche. Foto: blogspot.com

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 08 de marzo de 2015

La llama al ataque del VIH

La revista médica Plos Pathogens publicó un importante estudio: un equipo de 14 investigadores de varios países, liderados por la doctora Laura Mc Coy del University College de Londres, comprobó que los anticuerpos de la llama (Lama glama), ese camélido sudamericano multiuso, tenían un efecto inesperado. Podían neutralizar, nada menos, que al VIH (virus de inmunodeficiencia humana), ese agente patógeno que, según ONUSIDA, en la actualidad vive en, por lo menos, 35 millones de humanos. “El antígeno es una parte de cualquier microbio que, cuando se expone al sistema inmunológico, genera anticuerpos y sirve para hacer un diagnóstico”, dice parte del informe publicado por El País. La prueba de Elisa, añade, es eso: buscar en la sangre de una persona los anticuerpos contra el VIH, al mezclarlo con una enzima. Si los tiene, quiere decir que está infectado y es seropositivo. Lo que ocurre con el VIH es que, como anota un especialista, “produce anticuerpos que no dañan al virus”. Si la persona no es tratada, el paso siguiente es que puede desarrollar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) y volverse muy vulnerable a otras enfermedades, como la neumonía, una infección común entre los seropositivos no controlados. La llama tendría la mágica cualidad de producir anticuerpos que sí pueden neutralizar el VIH. Lo hacen porque, a diferencia de los generados por otros seres vivos, éstos son de “cadena única”, es decir, menos complejos que el resto de seres vivos.

La ejecución de Bartolina Sisa

Bartolina Sisa fue una guerrera aymara. No se tiene certeza de la fecha y lugar de su nacimiento, se cree que fue en 1753 en Sullkawi, pero hay otras versiones que indican que fue en Qara Qhato, cerca de la ciudad de La Paz hacia 1750. Durante su niñez viajó mucho junto a sus padres trabajando en el comercio de la coca, fue así como tomó conciencia de los abusos de los conquistadores a la población indígena. Se casó con Julián Apaza, quien adoptó el nombre de Túpac Katari, y entre ambos compartieron sus ideales de libertad. Pero fueron traicionados por su círculo más cercano y entregados al corregidor Sebastián Segurola.

Katari fue sentenciado a muerte en noviembre de 1781 y un año más tarde ella, quien luego de ser torturada terminó en el cadalso el 5 de septiembre de 1782.

Su cuerpo fue descuartizado y exhibido en los distintos lugares donde luchó como señal de amedrentamiento ante posibles alzamientos. La muerte por ahorcamiento, suspensión o colgamiento, generalmente es suicida y menos frecuentemente de manera accidental. La muerte en el paciente se produce al fracturarse la columna cervical produciendo lesión raquídea, se da cuando el cuerpo cae de una altura y queda suspendido por el cuello. La mayoría de las veces la muerte sobreviene por asfixia mecánica, al ocluirse las vías respiratorias por el lazo alrededor del cuello. En todos los casos se debe realizar una autopsia para determinar los hechos.Dr. Aníbal Romero Sandóval, Jefe Médico Hosp. La Merced.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia