Escape

Escapes

La ciudad romana sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79, redescubierta en 1748 y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997. La Villa de los misterios nunca ha estado cerrada por completo, y sus salas se iban abriendo al público conforme se terminaba la restauración. Foto: blogspot.com

La ciudad romana sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79, redescubierta en 1748 y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997. La Villa de los misterios nunca ha estado cerrada por completo, y sus salas se iban abriendo al público conforme se terminaba la restauración. Foto: blogspot.com

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 19 de abril de 2015

Pompeya revive sus tesoros

La buena noticia es doble. Lo es en primer lugar porque ya se puede visitar en su totalidad la Villa de los misterios, uno de los lugares más bellos del yacimiento arqueológico de Pompeya, la ciudad romana sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79, redescubierta en 1748 y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997. Y lo es también porque, por primera vez en mucho tiempo, Pompeya no da que hablar por su mal estado de conservación o por el saqueo constante de la Camorra, la mafia napolitana, sino por la conclusión de unos trabajos que han durado dos años y han logrado devolver la luz a los muros y pavimentos de las más de sus 70 salas, según publica El País. La historia reciente de Pompeya refleja en toda su crudeza la impotencia de Italia para conservar su inmenso patrimonio arquitectónico. Al mal estado de conservación, agravado temporal tras temporal, había que unir los frecuentes robos, la mala administración, las huelgas del personal y la omnipresente sombra de la Camorra, cuyo combate por parte de las autoridades provocaba otro desastre añadido. La villa, situada a las afueras de la ciudad principal de Pompeya, fue de las zonas que menos sufrieron el impacto de la erupción del Vesubio y por ellos sus frescos —que en algunos casos representan costumbres romanas ya desaparecidas y sobre las que los expertos no se ponen de acuerdo— resultaron poco dañados. En la villa de los Misterios están representadas las bodas de Dioniso y Ariadna.

La hemorragia de Henry Ford

Henry Ford nació el 30 de julio de 1863 en Michigan, Estados Unidos, y fue el fundador de la empresa Ford Motor Company en la que aplicó la idea de las cadenas de producción modernas. Fue a través de esta implementación que se inició con la fabricación de su modelo Ford T. A sus empleados les pagaba cinco dólares por día, para el momento un salario bien pagado, lo que le permitió controlarlos tanto dentro como fuera de la fábrica para disuadirlos de los sindicatos. Ford tuvo múltiples ataques cardiacos que deterioraron su estado general, finalmente sufrió un accidente cerebro vascular hemorrágico del que no pudo recuperarse, falleciendo a los 83 años en 1947. El grupo más afectado por esta enfermedad es el que corresponde a los mayores o de la tercera edad, hipertensos que no realizan controles y pacientes cardiópatas. Los síntomas dependen mucho de la zona afectada así como de la extensión del hematoma, sin embargo el paciente puede presentar dificultad para hablar. También se suele presentar parálisis de medio rostro o de un segmento del cuerpo y estos indicios pueden llegar hasta el coma. Se debe realizar una tomografía de cráneo, lo que permitirá evaluar la hemorragia y descartar que se trate de un evento isquémico. El tratamiento se debe instaurar lo antes posible, se dice que “el tiempo es cerebro” y así minimizar las secuelas, hoy en día la resonancia magnética y la tomografía computarizada han enriquecido el diagnóstico de esta enfermedad. Dr. Anibal Romero Sandoval. Jefe Médico Hosp. La Merced.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia