Escape

Escapes

Un viaje a Mrauk U se queda incompleto si no se visita alguna de las aldeas aledañas de la etnia chin, otra de las minoritarias comunidades que habitan Birmania. A unas dos horas siguiendo el curso del río se llega a estos pequeños núcleos de población que se caracterizaban por tatuar la cara de sus mujeres. Foto: aasyc.org

Un viaje a Mrauk U se queda incompleto si no se visita alguna de las aldeas aledañas de la etnia chin, otra de las minoritarias comunidades que habitan Birmania. A unas dos horas siguiendo el curso del río se llega a estos pequeños núcleos de población que se caracterizaban por tatuar la cara de sus mujeres. Foto: aasyc.org

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 26 de abril de 2015

Joya escondida en Birmania

Mrauk U es una ciudad de la antigua Birmania que reúne ruinas de templos, pagodas y estupas además de permitir descubrir la vida cotidiana en esta región rural. El estilo de vida ha cambiado completamente desde la época dorada de la ciudad, cuando servía de importante puerto comercial para portugueses, franceses y holandeses. Myohaung, como se conocía antiguamente, se convirtió en capital del Reino de Arakan en 1431. En su mejor momento llegó a controlar la mitad del actual Bangladesh. En aquella época su corte reunía a los mejores intelectuales, literatos y científicos bengalíes. Fue el momento en el que se comenzaron a construir los numerosos templos y pagodas cuyas ruinas son actualmente el principal atractivo turístico de la región, según publica El País. Los monumentos se encuentran muy deteriorados, lo que confiere al lugar un carácter más auténtico y salvaje. Entre los monumentos que todavía hoy se pueden visitar destacan especialmente los templos Shit-Taung (de los 80.000 budas) y, situado justo enfrente, Lay-Myek-Hna, cuyas galerías interiores están repletas de esculturas e imágenes de Buda. En Shit-taung también destacan los frisos que muestran escenas de la vida cotidiana y que en algunos casos pueden llegar a considerarse casi eróticas. Igual de interesante es Koe-Taung, un inmenso templo, el mayor del recinto, que bien podría parecer una fortaleza en cuyo interior se guarda otra valiosa colección de esculturas y estatuas.

La caída fatal de George Mallory

George Mallory fue un escalador británico que nació el 18 de junio de 1886. Muy joven participó de varias expediciones a diferentes nevados en Los Alpes, incluyendo las orientadas a coronar la cumbre del Monte Everest, al que escaló tres veces en cuatro años sin poder llegar a la cima. Esta experiencia le animó a conquistar definitivamente el llamado “techo del mundo”, algo que para 1924 no  había logrado nadie. Para tal empresa se contactó con Andrew Irvin, con quien inició la ascensión final desde el denominado campamento IV. Se perdió contacto con ellos, lo que hizo suponer su desaparición, tuvieron que pasar más de 70 años para que sus cuerpos fueran encontrados a metros de la cima. Las dudas sobre si lograron llegar a la cumbre se discuten aún hoy. La causa de muerte también es un misterio, el cadáver de Mallory fue hallado en una posición que hace suponer que intentó frenar su caída, además de una fractura tibioperonea. Una caída puede provocar varias lesiones, desde golpes en la cabeza con pérdida de conciencia hasta lesiones en brazos y piernas. Se debe informar al médico de emergencias sobre la forma de la caída, la altura, sobre qué superficie cayó y si hubo pérdida de conciencia. Estos datos pueden llegar a ser muy importantes y orientan el diagnóstico, algunas veces es necesaria la internación del paciente para observación aunque no se encuentren lesiones. Dr. Anibal Romero Sandoval, Jefe Médico Hosp. La Merced.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia