Escape

Escapes

El primero en proponer la existencia de mesones y bariones hacia más de medio siglo fue Murray Gell-Mann en 1964, lo que le valió el Nobel de Física en 1969. Su modelo también predecía la existencia de partículas compuestas más exóticas como la recién descubierta. Foto: youtube.com

El primero en proponer la existencia de mesones y bariones hacia más de medio siglo fue Murray Gell-Mann en 1964, lo que le valió el Nobel de Física en 1969. Su modelo también predecía la existencia de partículas compuestas más exóticas como la recién descubierta. Foto: youtube.com

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 26 de julio de 2015

Descubren un quinto elemento

Los científicos del mayor acelerador de partículas del mundo, el LHC de Ginebra, han descubierto una nueva partícula: el pentaquark. El hallazgo, anunciado por el laboratorio europeo de física de partículas CERN, lo realizó el equipo del LHC y confirma la existencia de una nueva forma de organizar la materia a nivel subatómico. El pentaquark recibe su nombre porque está compuesto de cinco partículas fundamentales, informa El País. Toda la materia que conocemos se organiza a nivel subatómico de diferentes maneras. Los protones y los neutrones, por ejemplo, están formados por tres quarks. Otro tipo de ensamblaje lo componen los mesones, formados por pares de quarks hechos de materia y antimateria.

Más allá de estas dos categorías, se sabía que la materia podía componer otras variantes más exóticas que, sin embargo, nunca habían sido observadas. El experimento LHCb ha permitido ahora encontrar una nueva variante formada de cuatro quarks de materia convencional y un antiquark, hecho de antimateria. “Vimos un pico en las gráficas muy parecido al que se veía cuando el bosón de Higgs fue descubierto”, explica a Materia Guy Wilkinson, portavoz del experimento. Hasta hace muy poco se estuvo comprobando que lo que veían no podía deberse a otra cosa sino a la existencia de una nueva partícula. Ahora, el nivel de confianza está alrededor de nueve sigma, muy por encima de los cinco que se necesitan en física para reclamar un descubrimiento.

El accidente del inventor de la Tv

De origen escocés, John Logie Baird nació el 13 de agosto de 1888 y es reconocido como inventor del televisor. Tras concluir sus estudios en Física, en 1922 empezó sus experimentos bajo la premisa de la transmisión de imágenes, y lo logró en 1924. Hacia 1928 consiguió emitir imágenes desde Londres hasta Nueva York a través de señales de radio y en 1929 obtuvo un sistema más sofisticado, que con la ayuda de la naciente BBC logró comercializar el novedoso invento. Casi paralelamente consiguió instalar la primera red televisiva en Alemania transmitiendo las Olimpiadas de 1936 desde Berlín, pero su éxito se paralizó con la aparición del tubo de imagen desarrollado por el inventor Guillermo Marconi, aunque en 1942 recuperó importancia al introducir imágenes en color. La muerte lo sorprendió el 14 de junio de 1946 a causa de un accidente cerebrovascular. Éste llega a ocupar hoy una de las primeras causas de mortalidad y de discapacidad. Los pacientes con mayor riesgo de sufrirla son aquellos que están diagnosticados con alguna enfermedad cardiaca incluyendo aquellos con presión arterial alta, hábito de tabaco, estilo de vida sedentaria y diabetes mellitus. En sala de emergencias se valorará al paciente y se solicitarán exámenes de laboratorio además de gabinete, como la tomografía en la que se confirmará de manera fiable un evento hemorrágico agudo con poca utilidad en uno isquémico, siendo mayor el beneficio de una resonancia magnética. Dr. Aníbal Romero Sandóval.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia