Escape

Mateo Mercado: el espirituoso

La Calle de las Brujas es uno de los lugares donde Mateo Mercado (31 años) se abastece de hierbas, flores, raíces y cortezas. No es médico naturista, pero sí trabaja en el campo de las prácticas curativas.

Mateo Mercado exhibiendo su vestimenta.

Mateo Mercado exhibiendo su vestimenta. Foto: Luis Gandarillas

La Razón (Edición Impresa) / Mary Carmen Molina Ergueta / La Paz

00:01 / 24 de octubre de 2018

La Calle de las Brujas es uno de los lugares donde Mateo Mercado (31 años) se abastece de hierbas, flores, raíces y cortezas. No es médico naturista, pero sí trabaja en el campo de las prácticas curativas. De otro tipo, de esas que se desarrollan por la noche, con enebro, huacataya y chirimoya. Estos son algunos de los 16 ingredientes que tiene el Gin La República, bebida que desde hace cuatro años encanta a paceños, pero también a frecuentes y curiosos de la ginebra y de Bolivia en el mundo. A muchos, Mateo nos ha servido alguna vez una de sus tantas recetas con este spirit. De arriba a abajo, con cola, lentes y buen humor, él es el rostro de esta bebida que hoy tiene sabor a casa.

Después del colegio, Mateo se fue a hacer un voluntariado a Beni, “donde terminé de volverme loco”. Volvió a La Paz y se metió a la Academia de Bellas Artes. Para sostener sus estudios empezó a trabajar en un bar. “Era algo que me pagaba y allí podía ser lo que soy siempre, sin tener que usar una corbata y limitar mi personalidad”. Reflejada en su forma de vestir y en sus tatuajes. “Presté piel para las primeras piezas de amigos que hoy son maestros”.  

Como bartender y mixólogo, Mateo es autodidacta. “Aprendí trabajando en una barra. Luego, con lecturas e investigación, empecé a proponer”. Del inicio hasta hoy, en sinfín de eventos sociales y culturales, le ha servido a mucha gente, “desde el Presidente hasta un indigente”.

El ritmo de su trabajo hace que conozca a muchas personas cada día. “Puedes ver de cerca el exceso. Pero también vas encontrando personas que valen mucho. Es como una red energética. Muchas veces tomar un trago en una barra ha repercutido en cosas buenas de trabajo o estudio”.

La última vez que Mateo me sirvió un trago  era una noche de Festijazz. Me contó que al día siguiente fue con su hijo de cuatro años a otro de los conciertos. “Es mi compañero, mi mejor amigo”. Lejos de botellas y vasos, por la mañana y fuera de la ciudad, a Mateo le gusta salir a la montaña. “Escalar me ayuda a equilibrar el ritmo y a seguir creciendo”.

Cabello: Lo tiene largo desde el colegio. “Es libertad. Te ayuda a relacionarte con   el ambiente”.

Gafas: Oscuros o no,  los lentes son el accesorio infaltable en su estilo. No son solo gusto, sino  a medida.

Polera: Estampada de Hueso negro, taller de serigrafía y marca de ropa boliviana. Súper bailable en la ciudad.

Pantalón: Dice que compra los mismos pantalones hace 10 años y que no pensó en el color. Difícil de creer.

Zapatillas: Estilo skate, que cierran el estilo de las prendas. Sin embargo, su color y textura los hacen versátiles.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia