Escape

Estilos de detector

Clara Berríos, working fashion girl

Clara Berríos

Clara Berríos Foto: Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / Mary Carmen Molina Ergueta

14:00 / 25 de mayo de 2018

Relacionamiento entre los niveles subnacionales y central del Estado. Herramientas para el trabajo de los asambleístas. Coordinación con autoridades departamentales. Autonomías. Este es, en líneas generales, el universo de trabajo en la unidad de la Cámara de Diputados donde ella trabaja. Pocos imaginarían que Clara Berríos, politóloga, sucrense y fanática de He-man, comenzó a coser a máquina a los ocho años y, adolescente, corrió metros y metros de tela bajo la aguja de una Singer para hacer las cortinas de su casa. Pedaleando en la Ciudad Blanca, Clara sellaba un destino paralelo a las Ciencias Políticas: la pasión por la moda.

Con una maquinita de juguete, que “no era chapi y tenía para pasar el hilo y todo”, cosía ropa a sus muñecas. “También tenía un juego con el que tú podías hacer bocetos. Tenías la cabeza de la muñeca y plantillas de prendas y zapatos. Armabas pieza a pieza un atuendo, coloreabas el papel sobre las plantillas y se marcaba un diseño por el relieve”. Las mariquitas españolas, de cuerpo de cartón y ropita de papel, también eran sus favoritas. Para las fans, estas reliquias del entretenimiento de antaño todavía se venden por la plaza Murillo.

Desde joven, lectora de la revista Vogue, ediciones España y Estados Unidos, a Clara le gusta la audacia en el estilo. “Alucino con el color. Mi mamá es mi inspiración, porque ella no tiene miedo. Su armario está lleno de prendas rojas, de todas las tonalidades y con todos los zapatos y carteras que combinan”. Clara, que define su estilo como ecléctico, “un día punky y otro con aires de los 50”, encuentra ideas viendo colecciones de diseñadores: “los colores, las combinaciones son aspectos que puedes adaptar a tu cotidiano”.

Clara piensa que es afortunada. “En mi trabajo nunca me comentaron por qué no me visto más formal, más como todos”. Pues no. Para la que se anima por el saquito mostaza que muchas otras volvieron a colgar en la tienda, en su trabajo es el trabajo lo que cuenta. Si el Maestro del Universo y el poder de Grayskull están de por medio, entonces la moda salva al mundo. O nos salva de él.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia