Escape

Exploración a la China: Sabores y costumbres

Cuando uno escucha la palabra chifa se imagina un negocio de comida perteneciente a ciudadanos de China que ofrecen platillos de su país como carnes con salsa agridulce, arroz chaufa, fideos y vegetales. Sin embargo, Chifa Sur, ubicado en la calle 20 de Calacoto, no se limita solo a la gastronomía, ya que también busca expandir una cultura milenaria.

La Razón (Edición Impresa) / Ana Ramírez

00:00 / 10 de agosto de 2014

Cuando uno escucha la palabra chifa se imagina un negocio de comida perteneciente a ciudadanos de China que ofrecen platillos de su país como carnes con salsa agridulce, arroz chaufa, fideos y vegetales. Sin embargo, Chifa Sur, ubicado en la calle 20 de Calacoto, no se limita solo a la gastronomía, ya que también busca expandir una cultura milenaria.

En octubre de 2013 el profesor de artes marciales Huang You de 52 años, quien radica en el país desde 1991, decidió abrir su restaurante en la zona sur luego de consolidar otros tres en el centro de la ciudad, pero con una característica diferente.

“Yo soy de Guanzhou, en el sur de China. La comida más rica, auténtica y tradicional de mi país está en esa región, por eso decidí llamar al restaurante Chifa Sur; además, mi negocio está en la zona sur de La Paz, así que tiene dos sentidos”, explica el también chef, quien junto a su esposa Jin Wang y su cuñado Tuwen Wang se encargan de cocinar y atender a diario a los clientes chinos y bolivianos. “Durante 15 años trabajé con mi hermano en restaurantes de cinco estrellas en China, sabemos preparar muchos platos pero aquí no existen muchos ingredientes para lograr los sabores de nuestra cocina. Solo hay carnes y no mariscos con los que se podría ofrecer más platillos”, afirma Jin Wang.

Dos dragones dorados ubicados a los costados de la entrada dan la bienvenida a los comensales. Estas criaturas “representan fuerza e inteligencia y brindan protección según la mitología china”, indica Huang. Una segunda puerta invita a los visitantes a empaparse de la cultura milenaria. Dos imágenes de muñecos en señal de reverencia y pegados en la puerta de vidrio dan la bienvenida. “Son pareja porque un hombre junto a una mujer significa doble felicidad”, dice el profesor.

Al atravesar esta puerta se encuentran objetos y representaciones propios de la cultura china. Espadas, sables y lanzas se exhiben en la parte superior mientras el dios chino de la Guerra, Guang Gong, descansa adelante sobre un altar lleno de inciensos y ocho manzanas.

“Para nosotros la manzana es la fruta de la paz, trae suerte y son ocho porque este número representa el crecimiento. En China somos muy supersticiosos”, señala Huang entre risas. “Esta es la única chifa que tiene estos accesorios de pelea y los tengo desde hace diez años gracias a la donación de la embajada china.

Cuando la gente viene me pregunta por las armas y les explico que es parte de mí porque no quiero mostrar solo comida, sino también expandir la cultura china”, afirma.

Después de explorar el espacio cultural se encuentra el comedor, con lámparas rojas que cuelgan de su techo y fotografías de lugares y personas de la república asiática. En el lugar se ofrecen platillos individuales desde Bs 25 hasta familiares de Bs 199. “Empresarios y paisanos vienen aquí cada semana atraídos por los platillos y, cuando los ciudadanos chinos visitan un negocio, significa que la comida es tradicional”. Arroz y fideo con cerdo, huevo y vegetales sofritos, chicharrón de pollo, cerdo agridulce, carne de res con soya o a la plancha son algunas de las variedades para degustar, pero las especialidades únicas de la Chifa Sur son el pato al horno y el pescado al vapor, asegura Huang.

“Cada plato tiene un sabor diferente, a veces la gente limita la comida china a los alimentos cocinados con soya, pero en realidad hay una mezcla interesante de especias entre el ajo, jengibre, pimienta, anís estrella y la canela de China, que es más fuerte que la normal”, sostiene el profesor mientras muestra los platillos.

Para, Tuwen Wang, cuñado del profesor, los locales tienen preferencia hacia las sazones menos fuertes. “A la mayoría de los bolivianos les gusta el sabor dulce, casi a diario el plato más solicitado es el cerdo agridulce porque es el más conocido, a diferencia de los paisanos, quienes piden platillos más variados. Creo que esto se debe a que hay miedo por probar nuevos sabores y por eso se opta por lo conocido, si la gente viene y quiere un sabor típico pero que sea más dulce o menos picante yo lo puedo preparar”, explica el chef mientras flamea los vegetales en la sartén.

Aparte de la comida, la chifa también ofrece bebidas, una de ellas es un jugo elaborado con hierbas tradicionales para mejorar la circulación de la sangre en el organismo. Con la comida ya lista y los comensales a la espera en las mesas, Huang You toma un descanso para expresar un anhelo. “Deseo que los bolivianos prueben los sabores auténticos, la comida típica del sur de mi país y que  aprendan y conozcan más sobre la cultura”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia