Escape

Fotógrafos de lo natural

Fauna en peligro y parques son la imagen de las tarjetas de viva

La Razón / Gemma Candela

00:00 / 29 de julio de 2012

D aniel Alarcón, que ha fotografiado aves en numerosas ocasiones, cuenta que el día que encontró al pato zambullidor  (Rollandia microptera) del lago Titicaca, hace dos años, fue de casualidad. Había estado una mañana en Sorata y, en la tarde, decidió bajar hasta el lago en busca del animal. Después de comerse una trucha, tomó un bote y se acercó a un lugar con buena luz. “¡Qué bonito sería que estuviera ahí!”, se dijo. Y sucedió: se presentó una pareja y apareció un tercer ejemplar, un macho, para disputarse a la hembra. “El bicho nos dio un auténtico espectáculo”. Disparó la cámara 300 veces. Asegura que es difícil encontrarlo porque su hábitat es extenso. Sin embargo, él lo halló en tan sólo media hora (ver tapa).

Daniel se sintió premiado entonces, y ahora vuelve a sentir el mismo placer, pues su foto le ha valido el primer lugar en el II Concurso Nacional de Fotografía de Especies Bolivianas en Peligro de Extinción, organizado por la Fundación Estás Vivo. Primero quedó entre 19 finalistas, de los que tres resultaron ganadores y uno recibió una mención especial: tres cheques por valor de 1.000 dólares y uno de 500 fueron entregados a los vencedores el 19 de julio en el Museo Nacional de Arte, en La Paz. Allí han estado expuestas las imágenes hasta el jueves. En breve, entrarán en circulación a escala reducida en las tarjetas telefónicas de la compañía Viva.

Daniel y Carmen Mateu son una pareja de fotógrafos españoles que reside en Santa Cruz desde hace casi seis años. Ambos llegaron con la intención de capturar imágenes para hacer el primer libro de fotografías de los Parques Nacionales de Bolivia. Poseen una experiencia de 20 años con cámara en mano.

Y ahora, si él ha recibido el premio en la categoría de la especie amenazada,  ella se ha quedado con el que corresponde a Parques Nacionales.

Carmen presentó varios trabajos de su mirada de los parques Noel Kempff Mercado (Santa Cruz), Carrasco (Cochabamba) y Sajama (Oruro). Hace tres años, estuvo en el primero de ellos. Entró por vía fluvial, en compañía de guardaparques, hasta el campamento Torres, en una loma. “Intentábamos que se viera cómo es el río, cómo circula dentro de la selva, y cómo es la zona todavía virgen: no hay quemas ni gente talando, cómo nos gustaría que así fuera todo el parque”. Fue finalista con siete de sus fotos, una de las cuales resultó ganadora.

Estos profesionales aseguran que no esperaban ganar porque sabían de la presencia de buenos trabajos en el concurso. “Estamos muy contentos porque como no pertenecemos a ninguna fundación, a ninguna ONG, la única manera que tenemos de financiarnos el trabajo es precisamente con ayudas como ésta, así que nos viene estupendo”, indica él.

Quien también se expresa feliz es Cristian Roth, arquitecto y aficionado a la fotografía. Tiene orígenes suizo-alemanes, pero él nació en Concepción (Santa Cruz).

“Yo soy ensamblado en Bolivia, como me dicen mis amigos”, bromea. Su fotografía es la de un ejemplar hembra de bufeo o delfín de río (Inia boliviensis), tomada hace seis años. Se encontraba realizando un viaje para pescar por el río Mamoré, desde Villa Tunari a Trinidad. “En medio del río, el cuarto o quinto día, en una mañana, estábamos tomando café y había una bulla en el río”. Él y sus compañeros se acercaron a la orilla a ver qué sucedía y se encontraron con una delfín que estaba pariendo. “Miramos todo ese proceso”. Cristian expresa que fue una casualidad, a pesar de que sucedió en la época en la que estos animales dan a luz a sus crías. El mismo día, el grupo del fotógrafo aficionado fue testigo de cuatro nacimientos más en diferentes puntos del lodoso caudal del río Mamoré.

Comenta que lleva año y medio sin sacar fotos porque su equipo está obsoleto. Con el importe del premio, y con lo que obtenga con la venta de su cámara antigua, Cristian quiere renovar su material fotográfico. Es autodidacta, como su padre, y, aunque no es profesional, suele hacer viajes de campo con científicos para tomar imágenes y también se desempeña como fotógrafo en bodas.

El gato andino era la cuarta categoría del certamen, que quedó desierta ante la falta de trabajos. Por ello, se otorgó una mención especial a Freddy Campos por una imagen del Parque Nacional Sajama, reconocimiento que recogió su padre, ya que él se encontraba fuera del país.

En Bolivia, “todo está por hacerse, y sobre todo en el tema medioambiental”, opina Carmen Mateu.

La Fundación Estás Vivo y la ONG Conservación Internacional han organizado el concurso para concienciar sobre la naturaleza amenazada.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia