Escape

Fotos vivas

El concurso de la telefónica convoca a proteger la  naturaleza.

La Razón (Edición Impresa) / Marco Basualdo Z.

00:00 / 26 de octubre de 2014

Llenas de vida. Así son las fotos ganadoras del Concurso de Fotografía de Especies Bolivianas en Peligro de Extinción convocado por la Fundación Estás Vivo de la empresa telefónica Viva, en el que participaron alrededor de 400 fotógrafos, entre profesionales y aficionados.

Los ganadores de esta IV versión del concurso fueron Laura Gabriela Jironda Alcoreza, con la fotografía de un ciervo de los pantanos; Radoslaw Czajkowski, con la toma de un delfín de río; Steffen Reichle, con la imagen de una paraba azul; y Marcelo Arze, con una fotografía del Parque Nacional Madidi.

“El objetivo del concurso es crear conciencia ambiental en la población sobre la necesidad de proteger nuestras especies en riesgo, a través de la difusión nacional de las fotografías premiadas, que serán impresas en más de 10 millones de tarjetas prepago de VIVA, así como en vallas y otros espacios previstos por la telefónica”, afirma la gerente de la Fundación Estás Vivo de VIVA, Claudia Cárdenas.

También dice que esta versión del concurso fue la más exigente de todas, porque implicó realizar tomas de especies más difíciles de fotografiar en una zona del departamento del Beni. “Sin embargo, hubo una interesante participación y estamos muy satisfechos con los resultados”, señala.

Los premiados

Sobre su fotografía en el Parque Madidi, Arze sostiene que “capturar estos momentos permite conectarse con la magia de la selva, con los espíritus tutelares de los pueblos indígenas, y de alguna manera comulgar con las ideas de uno de los grandes conservacionistas del mundo como Aldo Leopold, que decía: ‘Hay algunos que pueden vivir sin la vida silvestre y algunos que no pueden... yo no puedo’”.

El Parque Nacional Madidi se caracteriza principalmente por ser uno de los parques con más biodiversidad, en flora y fauna así como en pisos ecológicos ya que va desde las nieves perpetuas hasta la llanura amazónica, albergando etnias comunitarias en su territorio. Fue declarado por la revista National Geographic como una de las zonas con más biodiversidad del planeta y uno de los 20 lugares con mayor interés turístico en el ámbito mundial. Por su enorme calidad ambiental, genera beneficios económicos significativos a su región por la conservación y el ecoturismo.

Laura Jironda explica que el año pasado tuvo la oportunidad de realizar dos viajes al Beni, ocasiones en las que pudo ver, conocer y fotografiar al ciervo del pantano, entre otras especies. “Éste para mí era desconocido hasta entonces como animal a encontrar en aquella región del país, por lo cual me detuve a contemplarlo y registrarlo en fotografías con el respeto y cuidado que merece”, cuenta. Además de su tamaño, la característica más reconocible del ciervo de los pantanos es la cornamenta ramificada que está presente solo en los machos que alcanza los 6 cm de longitud. El peso de un ciervo adulto puede alcanzar hasta los 150 kg.

Radoslaw Czajkowski es el fotógrafo de los delfines del río. Él cuenta que tuvo que ir tres veces hacia las Pampas, cerca de Santa Rosa de Yacuma, para sacar las fotos que deseaba. “Finalmente, la famosa tercera vez tuvimos suerte: un grupo de bufeos eligió justo un lugar con un árbol en el medio del río para jugar y descansar. Lo que era diferente esta vez: nos fuimos en época de lluvia, cuando el nivel del agua sube. Por tres días tuvimos la oportunidad de observar y fotografiar a los delfines desde el bote amarrado con el árbol”.

El delfín de río es una especie solitaria, pero puede ser encontrada en confluencias o lagunas, en agrupaciones numerosas. El periodo de gestación es de entre 10 y 11 meses. Cuando nacen las crías, siempre están acompañadas de la madre. A diferencia de los delfines de mar, el bufeo no tiene mucha actividad aérea.

Steffen Reichle dice acerca de su foto de la paraba azul que fue tomada con los primeros rayos de sol del día, “tipo seis y media de la mañana, temprano cuando las parabas se van a buscar comida desde sus lugares de descanso”. “Fue emocionante ver a una pareja pasando a solo unos pocos metros, volando y gritando para darle la bienvenida al nuevo día”, asegura el fotógrafo.

 La paraba azul es particularmente vulnerable por su bajo tamaño poblacional, su limitada distribución y su nicho que es altamente especializado. Durante los últimos 25 años, la especie ha sufrido una grave reducción poblacional debido a su captura para mascota, cacería furtiva y pérdida de hábitat. Es lo que intenta evitar la telefónica con su mensaje en las tarjetas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia