Escape

Geisha - Retorno al oficio masculino

En Tokio, el afán de recuperar una  tradición de 400 años tiene en un varón a un artista de la delicadeza.

La Razón / EFE

00:00 / 16 de diciembre de 2012

Eitaro, de 26 años y estructura física delicada, es el único hombre en Japón que trabaja como geisha. Él es parte de la segunda generación de artistas —combinación de poetas, bailarinas, pintoras, narradoras— de su familia. Tras la muerte de su madre hace tres años, él y su hermana Maika intentan continuar con los esfuerzos para revivir a una figura de la cultura tradicional nipona, la geisha, en el distrito Omori de Tokio, y hacerla más accesible a la gente corriente.

Se estima que el número de geishas en el Japón actual no supera el mil. Poco, si se compara con las 80 mil que había en 1920, según www.expreso.com.

Las formas de entretenimiento han cambiado con la vida moderna y la tradición, al parecer, ha ido perdiendo la atracción que ejercía entre la gente adinerada.

La figura de la geisha (gei, arte; sha, persona)  surge en la era Edo (1603-1868). Y si hoy Eitaro es una rareza, hay que decir que en el origen, los hombres eran los que, en mayoría, se escondían detrás del maquillaje blanco logrado con polvo de arroz.

Dominio femenino

Los geishas masculinos comenzaron a ser menos y en 1800 las mujeres los superaron en una relación de tres a uno, hasta que sólo ellas quedaron como representantes del oficio (www.monografías.com). Un hacer que es todo un universo de costumbres, prácticas, estructuras, roles y vocabulario.

Las casas en las que solían vivir las geishas se llamaban okiya. Hoy, cada quien tiene su departamento y el lugar de reunión es la karyika, una escuela a donde acuden quienes desean iniciarse. Si en el pasado eran llevadas niñas para que asuman como shikomi, hoy son jóvenes las que comienzan y de entrada ocupan el rol de maiko. Una vez que aprenden a tocar instrumentos como el taiko, el shamisen o el shakuhadi; que dominan las danzas tradicionales y el sado o ceremonia del té, entre otros conocimientos, pasan a ser geishas. Un artista de este nivel trabaja en fiestas de empresarios, casas de té, restaurantes tradicionales y otros espacios que también aprecian los turistas en Japón.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia