Escape

Germán Monroy BLOCK

El padre del Papirri estuvo en la Guerra del Chaco, fue fundador del MNR, vivió en el exilio tras el golpe de García Meza y fue un gran servidor público.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 23 de noviembre de 2014

En noviembre, mi padre se afinca en mi alma, transita por mis sueños. Paceño de 1914, este 13 cumplió 100 años. Su papá —mi doble tocayo Manuel Monroy Villagra, técnico en ferrocarriles— había nacido en Antofagasta. Era boliviano, quisieron cambiarle la patria y decidió quedarse en Viacha. Murió a los 45 por una mala inyección. Mi abuela, Concepción Block, coch’ala de Alsacia, quedó viuda con tres guaguas y apuntó a Germán para que estudiara en el mejor colegio paceño de la época —el San Calixto— y jalara a la familia.

Saliendo bachiller con honores, directo entró en un vagón a la Guerra del Chaco, donde combatió dos años hasta que los pilas le dieron un balazo cascándole la rótula izquierda que lo contrariaría toda la vida. Cuentan que llegó de la guerra cojito, con una bolsa más grande que él repleta de billetes. Se había ahorrado todo su sueldito de soldado para entregárselo a la madre. Luego de la guerra estudió Derecho, siendo el principal dirigente de la FUL de entonces. Hay una foto en el balcón del Palacio Quemado donde el presidente Germán Busch anunciaba al pueblo una medida nacionalista y al lado estaba mi padre, pequeño de tamaño, grande de espíritu, con sus bigotitos de Chaplin representando a la FUL paceña.

Tres años después, en 1941, funda el MNR con otros 11 jóvenes visionarios que habían combatido en el Chaco. Destacan los nombres de Paz Estenssoro, Siles Zuazo, Guevara Arce, Augusto Céspedes, Carlos Montenegro, Cuadros Quiroga. El MNR se funda en Viacha, mi padre es elegido diputado por esa zona en 1943. Fue Secretario de Franz Tamayo en la Cámara de Diputados para luego ser designado Ministro de Trabajo en el gobierno revolucionario de Gualberto Villarroel. Ejecutó hechos de gran importancia para los trabajadores bolivianos: el Primer Congreso Indigenista de 1945 donde se establece por vez primera y con Decreto Supremo la abolición de la esclavitud indígena (el pongueaje), hecho clave para el actual momento histórico boliviano; gestiona la creación de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, que por primera vez reagrupa a los trabajadores mineros para hacer frente a los oligarcas del estaño Patiño, Hochschild y Aramayo. Consigue  implantar beneficios a los trabajadores como la Ley de Aguinaldos. Me gustaría tener aquella foto de Villarroel y Monroy Block con sus cascos de mineros, empolvados de dinamita, creando la histórica FSTMB.

Ante semejantes medidas, la oligarquía minero-feudal genera una revuelta reaccionaria, Villarroel es acusado por la prensa manipuladora de la época de dictador y fascista, la izquierda stalinista se une a estos reclamos. El viernes 19 de julio de 1946 el presidente Villarroel pide la renuncia a sus tres ministros del MNR, Paz Estenssoro, Monroy Block y Zuazo Cuenca, creyendo así que con esto calmaría el complot. Sin embargo, el domingo 21 de julio, la alianza de la rosca minero-feudal aliada al pirismo asesina y cuelga al presidente Villarroel de un farol de la plaza Murillo. Dicen que Germán tenía su farol reservado con tiza. Sale de milagro al exilio del sexenio siempre con la cabeza puesta en la revolución boliviana. En esta época encuentra a la compañera de toda su vida, la guitarrista e investigadora argentina Anita Chazarreta. Se casan en el exilio, en la iglesia La Montonera de Santiago del Estero, en octubre de 1951.

La revolución de 1952 fue en aquella época el triunfo de los pobres, la derrota del sistema oligárquico injusto impuesto por la rosca minero-feudal que gobernaba para sus propios intereses. Duró 12 años, la mitad de ellos mi padre fue Ministro de Educación y de Trabajo; la otra mitad Embajador de Bolivia en misiones difíciles como Paraguay y Chile, también en Ecuador y Uruguay. Es el último embajador democrático de Bolivia en Chile, rompe relaciones en abril de 1962 por la desviación del río Lauca. Su sentido del humor hace que estas misiones delicadas se vuelvan llevaderas, apoyado por su compañera Anita que se encarga de lanzar puentes artísticos, creando amistades sensibles y duraderas con Guayasamín, Gabriela Mistral y Juana de Ibarbourou.

En 1964 estalla el golpe del dictador Barrientos. Se inician más de 15 años de persecuciones, cárceles, torturas y confinamientos para mi padre, que coinciden con mi infancia dificultosa. Lo veía poco, siempre de prisa. Nunca perdió la línea ideológica y moral frente a los dictadores. Inquilinos eternos, salimos al destierro mexicano con García Meza, él se quedó en Lima. Retornando la democracia, con 68 años de edad, es designado Ministro de la Corte Suprema de Justicia en Sucre, cuatro años que recuerdo intensamente: por fin podía estar con mi papá! Si hasta inventamos un trago para aquellas charlas nocturnas: el tewi (té con whisky). Respecto al decreto neoliberal 21060 de la época, le escuché decir con fino humor que Víctor Paz había muerto en EEUU y que habían mandado a un gringo con careta de Paz a gobernar Bolivia.

Recuerdo aquella anécdota que describe su humor indestructible: siendo Embajador en Paraguay hizo una misa para todo el cuerpo diplomático por la muerte de su sobrina, Marilyn Monroe Block! Recuerdo los tangos cantados a dúo con Augusto Céspedes en aquellas veladas memorables y clandestinas en la casa del Dr. Pato Cárdenas, las zambas ejecutadas con mi madre en la casa del Dr. Julio Manuel Aramayo, íntimos compañeros de sueños y revolución.

Defendió a los más pobres hasta el final. El 7 de abril de 1986 muere solo, viudo, inquilino, trabajando duro hasta los 73 años. El entierro fue estruendoso: era 9 de abril. Así era mi papá, un caballero de la lealtad. Lindo sería que algunos historiadores se acuerden en serio de estos hombres que labraron la Bolivia Revolucionaria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia