Escape

Gracias, gracias, gracias

‘... los costos fueron altísimos, no tuvimos ni un auspiciador, ni estatal ni privado (...) Así nomás es...’

Recitalo de “Retorno del Papirri”.

Recitalo de “Retorno del Papirri”.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 26 de marzo de 2017

Permítanme agradecer mediante esta nota a todos los amigos y amigas que apoyaron el “Retorno del Papirri”, realizado a través de dos históricos conciertos los días 9 y 10 de marzo de 2017 en el cine teatro 16 de Julio de 2017 de mi ciudad de La Paz. El jueves se nos cruzó el partido del Tigre pero igual estaba lleno el teatro. Muchas gracias a esa abstracción concreta y entrañable llamada público, algún momento se prendieron las luces de la platea y no vi amigos ni caras conocidas: eso está muy bien. Gracias a esos papás y mamás que llevaron a sus guagüitas para cantar la canción Qué tal metal. Gracias a esas caritas en la obscuridad que me daban su aliento, su calor, sabían que estaba muy nervioso, que me olvidé del oficio luego de ocho años de no pisar las  tablas, pero me bancaron. Luego, poco a poco fue renaciendo el Papirri en escena y todo fluyó muy bien.

Muchas gracias a los músicos participantes, gracias por aguantarme en los ensayos, hemos logrado un sonido compacto, una rara combinación de talentos y buenas gentes. En la alineación de mayores, Carlitos Ponce (zampoñas), “Vico” Guzmán (bata) y el Papirri (voz, guitarras), respondieron con fuerza y aptitud. Los changos nos dieron la zurda, “Roby” Morales (sax, flauta), Raúl Flores (bajo), Heber Peredo (teclas), Ariel Choque (charangos), siempre puntuales, estudiosos, profesionales. Gracias a los artistas invitados, su presencia dio luz externa e interna, grupo Norte Potosí, poeta Vadik Barrón, dúo Negro y Blanco, todos participaron con cariño y precisión artística. Gracias a la Saya Afroboliviana, al Ballet Sentimiento Nacional dirigido por Rolito Camacho, a Jimbo Illanes por su linda y sorpresiva presencia, a la voz  de “Tere” Morales quien estrenó la cueca Ingratitud, a Xavi Kissp que abrió el show con una canción compuesta por él, dedicada a mi retorno. Muchas gracias a la producción del evento, mis amigos Ricardo Zelaya y “Xime” Morales. Un especial agradecimiento a Andrés Martínez, joven profesional del sonido, un orgullo boliviano. A Joe Salinas por su magnífico trabajo de diseño y ejecución de las luces. A Marco Huarachi, asistente de escenario, gracias. Una noche antes del concierto aparecieron en mi dpto. unos artistas jóvenes del audiovisual para mostrarme los 12 videos creados a 12 canciones, se proyectarían en las pantallas gigantes del escenario. Me dejaron temblando de emoción, por su cariño y profesionalismo. En 38 años de cantautor no me había pasado nunca, mis canciones con una puesta de imágenes simultáneas, muy hermosas, creativas, de gran calidad. Gracias al director de este magnífico equipo, Carlos Fiengo, mi nuevo amigo Frigobar, por su amor volcado en las imágenes. Gracias a las cámaras de Daniela Mendizábal, Nicol Vargas (deseo conocerlas), “Micky” Melgarejo, Édgar Arguedas, Jairo Medina, Pablo Alanes, Nelson Lima (operador de imágenes). Ya nos hemos conocido y hermanado. No pude ver los videos en vivo, mientras yo tocaba vivían atrás, pero las fotos dicen que están hermosas las imágenes. Estos bellos seres humanos alimentan la esperanza, afirman con su actitud que existe la verdadera amistad, nos enseñan que el dinero es virtual, mientras que el cariño, la valoración, el afecto, el talento, la entrega, son bienes concretos y constantes. Puede salir un DVD excelente de este trabajo. Muchas gracias a doña Teresita por cuidar el camerino, a Diego Choque por la transportación de las guitarras. Gracias a “Grillo” Villegas por su presencia y aliento. Gracias a ATB por el auspicio del spot y a María Galindo por aprobar los pases gratuitos del jingle en Radio Deseo. Ahora que salgo del parto, me entra una gran tristeza. ¿Por qué será? Tal vez, porque no podemos sostener este espectáculo y llevarlo así, intacto a toda Bolivia. Me da pena la gente que no pudo ir, amigos confiados, resignados a la rutina, los más sin quibo para pagar la entrada. Esto se hizo y desapareció para siempre. Siento angustia de no poder pagar lo que se merecen los músicos y videastas, los costos fueron altísimos, no tuvimos ni un auspiciador, ni estatal ni privado. Pero la mirada de Carolina, esposa y compañera, me serena y dice no pasa nada empanada. Así nomás es. Sin llorar. Después de todo nos espera Cochabamba con otra historia, con otra aventura. Confirmaron su presencia en el teatro Achá el 31 de marzo y 1 de abril: Yalo Cuéllar (cantaremos la Chacarera paceña), mi amigo el Pocholo (Qué tal metal), Luciel Izumi (charangos en Sado), Marcelo Chelo Arias (interpretará Polvos del olvido), “Ramoncito” Rocha y Jorge “Cuco” Claros (Zamba Geisha), las voces de Chelita Rivera y Analía Abat darán color y expresión a varias canciones, estará la trompeta y percusión de Manu Rocha, Hugo Laguna cantando Hasta ahurita y Ale Lanza que quiere cantar Bien le cascaremos. Viajo con el quinteto reducido a trío 2017, con “Vico” Guzmán y Raúl Flores. Hay que ensayar todo de nuevo. Grave che. Rico también. Pa ques decir. Gracias gracias gracias.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia