Escape

Guerra de lápices

Yerko es guionista, Rafaela dibujante y juntos se encargan de dar vida a sus historias del llamado noveno arte en historias de papel.

La Razón (Edición Impresa) / Daniela Mendoza

00:00 / 10 de mayo de 2015

Cada vez que Yerko Escobar Arancibia y Rafaela Rada Herrera emprenden un nuevo proyecto, una guerra de lápices se desata. Él, escritor mejor conocido como Corven Icenail, es el encargado de relatar, de describir el espíritu de sus personajes. Ella, ilustradora profesional por más de 11 años, tiene la responsabilidad de interpretar y darle cuerpo a la ficción. Cuando la batalla termina una nueva novela gráfica empieza a nacer.

No fue fácil, pero la pareja logró consolidarse en el ámbito del cómic nacional. Sus producciones se agotan rápidamente, dejando a sus lectores ansiosos, esperando el siguiente trabajo de los artistas. Rafaela tiene 35 años y aunque es arquitecta su pasión siempre fue el dibujo. Empezó con sus primeros diseños cuando era niña y su “primera gran oportunidad” se presentó el año 2004, cuando la revista Acción Cómic la invitó a formar parte de su staff de ilustradores.

Los años pasaron y Rafaela conoció a Marco Guzmán (Marco Tóxico) y junto a un grupo de amigos crearon la revista Trazo Tóxico. “Fue la primera revista de cómic nacional independiente. No teníamos apoyo de nadie”, recuerda Rafaela. Posteriormente fundó la revista Axcido como un proyecto casi personal.

Mientras la artista se abría campo por su lado en el mundo de las novelas gráficas, el escritor hacía lo propio. Poco después de que Axcido saliera al mercado y en vista de su aceptación, Rafaela fue invitada por Yerko para formar parte de la revista independiente Mi Nominé.

Axcido se descontinuó después del número 13; Mi Nominé ya sobrepasa los 20 números y en total son seis las novelas gráficas publicadas por ambos, que decidieron juntar sus pasiones. Las publicaciones más recientes de este dúo artístico fueron La Estrella y el Zorro y 52.  No todo es guiones para novelas gráficas en la vida de Yerko. El joven rockero paceño destaca en el ámbito literario por sus escritos “oscuros, de terror, sombríos”. El año pasado, gracias a su obra El Mártir, ganó el VIII Concurso de Cuento Plurinacional Adela Zamudio. Él era un preadolescente cuando se inició en el mundo literario; su primer cuento fue rechazado por su profesora de ese entonces y le valió una reprobación “con orgullo”, según dice. Hasta que la guerra estalló.

Boquerón abandonado

En medio de cómics, mangas, escritos y personajes, Rafaela y Yerko no solo consolidaron una relación profesional, sino que además son novios hace más de nueve años. Son muchos los proyectos que tienen para el futuro, el más reciente se aleja de sus trabajos pasados y propone una novela gráfica bélica, algo similar al reconocido cómic paraguayo Epopeya.

Fue hace tres años que la pareja se puso como meta realizar una novela gráfica sobre la Guerra del Chaco. Desde entonces Yerko convirtió los libros históricos que narraban la contienda en sus mejores armas, fue así como consiguió narrar en más de 200 páginas las historias de Remigio Vilacama y Esteban Galindo.

Rafaela fue la encargada de dar vida a los jóvenes quinceañeros que parten rumbo a la injusta guerra, injusta como todas. Para ello, la ilustradora utilizó el estilo manga, arte japonés que se caracteriza por el uso de trazos simples y fluidos. “Decidí utilizar esta técnica porque es mi fuerte”, explica. Para convertir a Remigio y Esteban en “verdaderos soldados”, la dibujante buscó en archivos fotografías de los combatientes de aquella época. Se informó además de qué era lo que comían, cómo era la convivencia y demás detalles que prometen ser plasmados en una “exquisita historieta” al estilo animé.

La obra, que lleva por título Hermanos de Guerra, cuenta cómo dos adolescentes con diferentes capacidades económicas son llevados a una guerra sin entender el porqué de su lucha.  “Uno va habiéndolo perdido todo y otro en busca de algo”, adelantó el guionista. Se puede esperar amistad y rivalidad entre estos personajes, algunos encuentros y desencuentros y una total reflexión sobre una guerra que muchos no comprenden hasta el día de hoy.

“Aunque se aboca a hechos históricos, la obra se centra en el lado humano de los combatientes”, revela Yerko.  “El proyecto despertó el interés del escritor paraguayo Javier Viveros, quien es creador del cómic Epopeya (obra también ambientada en la Guerra del Chaco)”, acota Rafaela.

La batalla personal entre él y ella por culminar la obra ha cesado. La novela gráfica ya ganó las calles y se encuentra en las principales trincheras de los amantes del cómic. Los próximos meses serán de nuevos proyectos, nuevos guiones, nuevos dibujos… y nuevas contiendas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia