Escape

Hugh Jackman: Jugué fútbol hasta los diez años

No necesita presentación. Este actor australiano de 44 años, toda una estrella del cine, se ha hecho famoso en el mundo entero por su carrera, que incluye papeles protagónicos en las películas más taquilleras de Hollywood. A Hugh Jackman le llueven los premios, el último, el Golden Icon en el festival de cine de Zúrich. Mientras se encontraba en Suiza, el protagonista de X-Men, Les Miserables y Wolverine inmortal confesó otra de sus grandes pasiones durante una entrevista en exclusiva con FIFA.com.

Hugh Jackman, actor de Hollywood . Foto: Internet.

Hugh Jackman, actor de Hollywood . Foto: Internet.

La Razón (Edición Impresa) / FIFA.com

00:00 / 15 de diciembre de 2013

De pequeño, soñaba con triunfar, no en el teatro o en el cine, sino sobre los terrenos de juego. En una animada charla, el oriundo de Sydney ha confesado que está deseando que empiece la Copa Mundial Brasil 2014, en la que podrá deleitarse con otra participación de sus queridos socceroos en la máxima competición del fútbol.

Australia participará por cuarta vez en el Mundial...

A eso no estaba acostumbrado. Quiero decir que, cuando era pequeño, veía los mundiales de fútbol y daba por sentado que jamás vería a Australia jugando en uno. En los últimos años, los socceroos han estado increíbles; y me parece fantástico, porque los jóvenes de ahora van a crecer pensando que (la clasificación de Australia para un Mundial de fútbol) es normal. En este sentido, el éxito llama al éxito.

Entonces, ¿podemos suponer que seguirá con atención el Mundial de Brasil

¡Pues claro! La verdad es que espero ir a Brasil para verlo. Soy una de esas personas que, cuando me ofrecen obsequios sólo por mi fama, siempre digo: “No, no lo quiero. No me interesa”. Pero ¿entradas? ¡Por supuesto! Restaurantes y entradas para partidos de fútbol, ¡por eso sí que me vendería! (risas).

¿Le gusta mucho el fútbol?

Me encanta el Mundial. En mi opinión, los Juegos Olímpicos y la Copa Mundial son las competiciones internacionales más puras que existen. Jugué al fútbol hasta los diez años y luego me pasé al rugby, pero sigue emocionándome la belleza del deporte rey. Mi hijo juega al fútbol actualmente, y yo soy ayudante del entrenador de su equipo; bueno, más bien ayudante del ayudante. Para mí, el hecho de que se celebre cada cuatro años y la olla a presión en la que se convierte (la Copa Mundial), me atrae y me motiva.

Pongamos que Australia llegue lejos, pero quede eliminada de la competición. ¿A qué equipo animaría entonces?

A Brasil. Siempre me ha encantado Brasil, aunque no creo que hubiera apoyado a su selección otros años. Pero puedo imaginarme hasta cierto punto la presión que tienen que estar sufriendo los jugadores en ese país. El deporte es religión en Australia, pero nada comparado con el fútbol en Brasil. Por lo tanto, si esos jugadores ganaran el Mundial en casa se convertirían en el orgullo de la nación. Ese triunfo cambiaría muchas vidas. Además, como visten colores parecidos a mi país, no me cuesta nada animarlos.

Si le dieran a elegir entre que Australia ganara el Mundial y usted ganara el Oscar, ¿qué escogería?

¡Qué pregunta más difícil! ¿Me deja que la simplifique y le responda que actúo para Australia? (risas). Quiero las dos cosas. No, no espero nada; todo lo que llegue será bienvenido. A mí, por mi edad y después de haber sido aficionado al fútbol en Australia toda la vida, no me cuesta trabajo partir de la base de que no ganaremos el Mundial. Creo además que está muy bien que te consideren un tapado en todas las circunstancias.

Wolverine se ha convertido en uno de sus personajes más famosos. ¿Cree que haría buen trabajo de guardameta?

No, se dedicaría a salir del área a destrozar el balón. Además, en el cómic, mide menos de 1,60, y no hay muchos porteros de esa estatura. Pero no le iría nada mal en el medio campo. Ahí podría hacer mucho daño. Messi pensaría: “Mejor le doy la pelota a otro, paso de enfrentarme a este tipo”.

Si pudiera jugar con una de las selecciones en el Mundial, ¿con cuál lo haría?

Con Australia, por descontado. Soy australiano, crecí jugando al críquet y al rugby, y una de las cosas más emocionantes, y más escalofriantes, que he hecho en mi vida fue interpretar el himno nacional antes de un partido de rugby entre Nueva Zelanda y Australia. Recuerdo que me encontraba en pie junto al equipo, y sólo por estar allí, tan cerca de ellos, me emocioné muchísimo. Desde pequeño me he vuelto loco por los deportes. Yo no soñaba con ser actor, soñaba con jugar con mi país en mi deporte, o en cualquier deporte. Lo cierto es que nunca fui lo bastante bueno.  

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia