Escape

Ida Peñaranda

Comunicadora, los artistas de danza contemporánea en el país, articulados en la plataforma El Gangocho, le han confiado la misión de crear los pasos que conquisten a los periodistas. Chasqui de la danza.

La Razón / Mabel Franco

00:00 / 31 de marzo de 2013

Activa, movediza, de ágil palabra, Ida Alejandra Peñaranda ha asumido una misión que no se pinta muy fácil en el país: hacer que sigan un mismo compás los artistas de la danza contemporánea y los periodistas culturales. Ida es la comunicadora de la plataforma El Gangocho, creada el año pasado y que articula el trabajo de compañías y bailarines independientes del país.

Cochabambina, ella ha visto desde niña el trabajo de gente como la maestra Melo Tomsich y Silvia Fernández, entre otros, así que está convencida de que es ese contacto el que crea nexos, público, amor por las expresiones artísticas.

Y ha sido testigo también de cómo un artista carece de los elementos apropiados para dirigirse a los intermediarios que son los periodistas, esos seres que a ratos pueden parecer inconmovibles.

En 2011 se vivió en el valle un megafestival internacional, que se organiza cada tres años, y apenas si hubo eco en la prensa. Así que, sin que la joven lo hubiese planificado, se vio retada a tratar de cambiar las relaciones y facilitarlas. Si funciona, el beneficiado será el espectador, que no pocas veces se pierde de eventos que están a su alcance por la falta de información.

El Gangocho tiene un portal donde se actualizan los datos. Por ejemplo, en este momento lo más importante es la convocatoria para un coreógrafo con propuesta de dirigir la residencia de danza contemporánea “Construyendo puentes”, que se realizará como parte del festival artístico “Abril en Tarija” (info@elgangocho.org).

Cuando se le comenta que hay una imagen de las cochabambinas como mujeres aguerridas, Ida se divierte y, luego de pensarlo un poco, argumenta que “heroínas como las de la Coronilla son todas las bolivianas en la vida cotidiana: fuertes, decididas, organizadas”.

Soltera, dedica buena parte de su tiempo al trabajo. Y se compara con “un picaflor” por el privilegio de conocer a distintas compañías, de trabajar con todas sin sentirse de ninguna y, debido a ello, por alegrarse con los logros de cada una, lo mismo si son de Cochabamba, de La Paz, Santa Cruz u otro lugar.

“¿Que qué paso me veo bailando?... Pues el de un chasqui”, propone una imagen para su misión.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia