Escape

Imágenes de la montaña

Vincent kronental y su película

La Razón / Liliana Aguirre

00:00 / 03 de noviembre de 2013

Los paisajes exóticos son los que deslumbran a Vincent Kronental, un francés de 25 años que desde 2009 recorre distintos puntos del planeta con el objetivo de documentar imágenes de cada sitio que visita. Marruecos, Nueva Zelanda, Argelia, Canadá, Sudáfrica son los países que más han alimentado la pasión de Vincent. Sin embargo, al llegar al país no imaginó que esa experiencia le llevaría a producir el documental A cada quien su thaki en Bolivia: 12 apasionados, 12 días, 5 cumbres, sobre los guías de alta montaña. El film ha sido proyectado en Francia y cosechó muy buenas críticas.

“Es un homenaje a las montañas. Al llegar aquí conocí a una amiga francesa —Anne Bialek—, quien vive en la Paz hace siete años. Es la  única mujer que ha hecho los 13 picos más altos de Bolivia, de más de 6.000 metros de altura”, explica.

Vincent y Anne se conocieron  este año durante la pasantía que él desarrollaba en la agencia de viajes de ella, parte de las prácticas de una maestría en Turismo que el joven estudió en París.

“Ella junto con su amigo Sergio Condori, que es guía de alta  montaña, tuvo la idea de hacer una expedición a Apolobamba y abrir caminos con sus colegas y ahí surgió mi proyecto”, cuenta el aventurero. Para Vincent, los lazarillos de las alturas no cuentan con el apoyo suficiente, pese a que cumplen una labor importante, la que  resalta en el documental.

“La gente que conoce bien las cumbres no tiene el reconocimiento del Gobierno ni de la sociedad porque no hay una cultura de aprovechar las alturas como sitio turístico. Esas personas tienen una relación especial con las montañas”, reflexiona.

Vincent quiere que en Francia  se sepa más de la cultura boliviana y de los ritos aymaras en los que se agradece o pide favores a la naturaleza. “Durante el filme, los guías le dan una ofrenda a la montaña y le piden permiso para entrar en ella, eso es mágico”, cuenta emocionado.

La expedición franco-boliviana agrupó a diez guías de alta montaña para una caminata de 100 horas por más de 150 km durante 12 días. “Ellos tienen mucha experiencia,  han abierto muchas vías. Este año es especial porque todos  se preparan para participar en la primera expedición de guías de alta montaña que abrirá nuevos caminos de ascenso en Apolobamba”, anuncia el visitante francés.

Durante los días de rodaje y ascenso por la cumbres blancas, la mirada de Vincent se centró en la belleza de lo que le rodeaba y no quiso que se le escape ninguna imagen. “Hablar de Bolivia y la cultura andina a través de la imagen es muy importante porque Bolivia no tiene cobertura en Francia y lo primordial para mí es mostrar al mundo la belleza de este país”, anuncia.

 A cada uno su thaki en Bolivia: 12 apasionados, 12 días, 5 cumbres es la ópera prima de este fotógrafo que desde hace cuatro años viaja por el mundo. En 2012 vivió en Marruecos.

“Para concretar el documental hemos hecho una investigación intensa de los cinco picos más altos de Bolivia, el Chaupi Orco, 6.070 msnm —es el de mayor altitud  de la c­­ordillera Real—; el Huanacuni, 5.790 msnm; el Ullakaya, 5.810 metros; el Condoriri, 5.620 msnm y el Cololo, 5.925 msnm.

“En la película se muestra  lo difícil que es abrir una ruta de ascenso porque en Bolivia no hay equipos de rescate como helicópteros para socorrernos, como sucede en Francia”, compara Vincent.

En el tiempo que el francés estuvo en Bolivia no perdió la oportunidad de demostrar su pasión por la montaña, subió al Illimani, llegó a 6.499 metros de altura. “Es el pico más alto que he hecho y estar en la cima fue un sueño, me sentí orgulloso. Fue un placer muy grande”, cuenta sonriente.

En palabras de Vincent, escalar los cerros no siempre es una tarea grata  por las condiciones climáticas como la neblina, el viento frío y la nieve.

“Ser guía es difícil. Tuvimos la suerte de que ellos participen voluntariamente de la expedición hecha en mayo. Nunca recibieron dinero, pese a que sólo pueden trabajar desde abril hasta octubre por ser la temporada alta”, cuenta agradecido.

La motivación de estas personas fue lo que inspiró al director durante el rodaje y la posproducción porque el proyecto implicó recursos, tiempo y energía.

La película se estrenó a finales de septiembre en la Alianza Francesa y cuenta con dos versiones. Una de 52 minutos y la reducida de 28. Además que esta es la primera película-documental de alta montaña de Bolivia, hecha en el país.

“Desde pequeño quise viajar, ver el mundo. En 2009 decidí salir de Francia, mi primera parada fue Canadá, pero no hay país más exótico que Bolivia”, asegura.

Vincent no escatima esfuerzos, cuando visitó Sudáfrica no le importó dormir casi un mes en su auto. “Cada viaje me trae un regalo. Hice un  fotorreportaje sobre Nueva Zelanda que lo mostré en París, me fue muy bien. Ahora, con esta película, estamos esperanzados”, anuncia.

El film ya fue exhibido en Fontaine, en Montagne, en Le Granb y en Bivovac. También se verá en el Festival Internacional de Películas de Alta Montaña de Autrans.

 Foto: Vincent kronental y Wara Vargas 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia