Escape

Isapi Rúa

Guaraní nacida en Chuquisaca, estudia en Santa Cruz. Es una de los jóvenes migrantes de comunidades como Sapirangui, que tiene hoy mayoría de ancianos en su treintena de familias. Comunicadora indígena

Ilustración: Martín Elfman.

Ilustración: Martín Elfman.

La Razón / Mabel Franco

00:00 / 20 de enero de 2013

Isapi Rúa se recuerda de niña en el campo “trabajando, siempre trabajando”. Jugaba a veces en el río, “pero tenía que llevar agua a la casa”. Se recuerda también “caminando o manejando una bici muy vieja a fin de recorrer 5 kilómetros  para llegar a la escuela”. En su memoria están sus compañeros —que solían criticarle el que llegase llena de polvo y sudorosa— aplaudiendo mientras le entregaban un diploma por ser buena estudiante. Isapi es hoy universitaria. Dejó su comunidad guaraní de Sapirangui, en Muyupampa (Chuquisaca), para estudiar Comunicación en la Universidad Gabriel René Moreno de Santa Cruz. “Me estoy formando para trabajar en el campo del desarrollo. Creo que los jóvenes indígenas tenemos que apropiarnos de los medios y bajar información, que es lo que nos hace muchísima falta”.

Isapi, junto a dos jóvenes chiquitanos, produce un programa radial en Santa Cruz. La emisora Alternativa les dio el espacio —cada miércoles de 17.00 a 18.00— para hablar de indígenas, aunque de los que están en las ciudades. “Cuando se piensa en poblaciones indígenas o se destinan proyectos para ellas, se dirige todo a las comunidades rurales, pero hay indígenas en la urbe, hijos de migrantes que conservan la lengua y ciertas costumbres. Queremos rescatar eso”. Por otro lado, en la ciudad hay una “alta discriminación hacia el joven, el indígena, la mujer. Queremos incidir desde nuestras voces como jóvenes con propuestas, hablar de política, de derechos, de identidad”.

El programa es en castellano y en un lenguaje sencillo, “para que la población lo entienda claramente” y “para que los propios citadinos se familiaricen con estos temas y otros  —marginalidad— que afectan no sólo a los indígenas”.  

La convicción es que “vivimos en la ciudad y necesitamos hacer propuestas, no podemos dejarlas sólo a las autoridades ni sólo a nuestras organizaciones”, con cuyo liderazgo Isapi es muy crítica.

Ese mismo sentido crítico le hace ver cómo el sistema educativo de la universidad está alejado de las necesidades de la profesión, “la propia malla curricular impide que se formen buenos comunicadores”.

Isapi fue parte de la IX Marcha Indígena, estuvo en la represión de Chaparina y tiene muy claro, dice, que no desea una carretera por el TIPNIS (Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure). “Más allá del debate de desarrollo respecto a las culturas, tenemos como antecedente lo que pasó con la vía Puerto Suárez-Santa Cruz y lo que las petroleras hicieron con las comunidades guaraníes, cómo les quitaron el agua y las acostumbraron a recibir dinero sin resolver problemas de fondo”.

Como joven, “soy parte de una generación que quiere cambios, incluso en nuestras organizaciones, en las que criticamos su verticalismo”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia