Escape

John Rockefeller: ‘Los duros comentarios de mis compatriotas sobre mi persona no logran opacar el amor que siento por mi hogar y mi patria’

John Rockefeller llegó a controlar la extracción, refinación, transporte y distribución de más del 95% del petróleo de Estados Unidos.

El empresario, inversionista, industrial y filántropo estadounidense John D. Rockefeller. Foto: Internet

El empresario, inversionista, industrial y filántropo estadounidense John D. Rockefeller. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 28 de diciembre de 2015

Nadie en la historia fue tan millonario como John D. Rockefeller (1839-1937). Forbes calcula su fortuna (ajustada por inflación) en 740.370 millones de dólares, nada mal si se tiene en cuenta que comenzó vendiendo gallinas. Efectivamente, apenas terminó la escuela, el joven Rockefeller ayudaba a la economía familiar vendiendo los plumíferos, y con las ganancias compraba especias que comercializaba en su pueblo natal, Richford. Tenía los negocios en la sangre y con el tiempo iría refinando su fórmula para el éxito: mucho trabajo y pocos escrúpulos.

No tardó en formar su propia empresa, la que se vio particularmente beneficiada por la guerra de Secesión al convertirse Rockefeller en proveedor de suministros para el Ejército de la Unión. Fue entonces cuando el joven posó su mirada sobre el naciente negocio del petróleo. Pero mientras la mayoría se desvivía por conseguir un pozo, él descubrió que el negocio estaba en el transporte del oro negro.

Fundó la mítica Standard Oil Company of Ohio, que contando con una red de refinerías, oleoductos y acuerdos por debajo de la mesa con empresas ferroviarias terminó monopolizando el comercio del petróleo. Entre 1875 y 1878, la empresa de Rockefeller había absorbido el 80% de la refinación del país. Pero algo olía mal (1).

Efectivamente, el empresario era implacable con sus competidores, a los que en ocasiones adquiría con el solo fin de cerrarlos, pero el secreto del éxito radicaba en el acuerdo confidencial con las ferro- viarias, que le otorgaban un descuento cercano al 70% de la tarifa normal a cambio de un compromiso de un flujo constante de carga. Esto dejaba fuera del mercado a quien quisiera entrar en él.

En 1882, Rockefeller creó el primer trust al fundar Standard Oil Trust, un conglomerado que concentraba refinación, transporte y venta de petróleo, lo que llevó a que en 1890 la empresa controlara el 95% de la refinación del país. Era demasiado grande. Fue por eso que el Gobier- no de Estados Unidos le declaró la guerra y el campo de batalla fueron los tribunales. Pese a que había desmembrado su monstruo empresarial por orden del Tribunal Supremo de Ohio, el acoso legal a Rockefeller continuó durante años y en el momento de esta entrevista el magnate aún vivía los coletazos de su larga batalla judicial con el Gobierno.

Más información en la edición impresa de La Razón...

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia