Escape

Louis Pasteur: ‘Si la vida me lo permite, creo que por analogía lograré descubrir una cura’

 A él se debe la técnica conocida como pasteurización. Por sus trabajos, el francés es considerado el pionero de la microbiología moderna.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 14 de diciembre de 2015

Louis Pasteur (1822-1895) no solo mató microbios, sino también muchas de las falsedades que contaminaban a la ciencia en el siglo XIX. Antes de él, los grandes asesinos de los seres humanos no se veían, eran imperceptibles. Pero este hombre puso la ignorancia bajo el microscopio y generó tal caudal de conocimientos que es difícil encontrar en la historia una persona que haya influido tanto en tantos aspectos de la vida. Los avances alcanzados por este científico mejoraron la salud humana, dieron otra dimensión a las políticas de higiene pública, pero también produjeron cambios profundos en la producción agropecuaria y en la industria, en especial en la alimentaria.

Por ejemplo, antes de esta entrevista Pasteur ya había inventado un procedimiento (pasteurización) que evitaba la degradación microbiana en la cerveza, el vino y la leche. De esta forma se redujeron las intoxicaciones por productos en mal estado, los alimentos pudieron ser transportados a mayores distancias sin descomponerse y consiguió ahorrar a los industriales millones en pérdidas.

Probablemente por ello, en 1865 la industria de la seda acudió en su busca para que la salvara de la extinción, ya que una enfermedad estaba matando a la población de gusanos sin que nadie pudiera encontrar una solución. Fue entonces cuando el científico, que no sabía nada sobre gusanos de seda y la industria derivada, se sumergió en la investigación del problema. A ello dedicaría varios años y ni los problemas de salud le impidieron continuar el trabajo.

Pasteur descubrió que la enfermedad de los gusanos era causada por gérmenes microscópicos y que para evitar el problema bastaba con elegir los huevos que no estuvieran contaminados. Así fue como gracias al microscopio consiguió salvar a una industria y de paso encontrar su próxima ocupación: la teoría de las enfermedades por gérmenes. Pero no le bastó con identificar a los causantes de las enfermedades. Cuando tiene lugar la siguiente entrevista estaba volcado en encontrar la forma de evitarlas.

Más información en la edición impresa de La Razón.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia