Escape

Madidi: Redescubriendo especies

Una veintena de biólogos registra ejemplares de animales en el Parque Nacional, hay hallazgos que son una primicia en el ámbito mundial

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega

00:00 / 06 de septiembre de 2015

El sol se esconde. Cae la noche despacio y un bullicio extraordinario  arremete en el bosque. Un mundo desconocido de especies despliega sus alas, salta, camina, corre, nada y repta en el Parque Nacional y Área de Manejo Integrado Madidi.

En Bolivia, el 4 de septiembre es recordado como el Día Nacional de las Áreas Protegidas y la revista Escape elabora un recuento del trabajo que una veintena de instituciones hace en el proyecto Identidad Madidi.

En la iniciativa participa el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, la Dirección General de Biodiversidad y Áreas Protegidas, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas, el Viceministerio de Ciencia y Tecnología, la Red Boliviana de Biodiversidad, Wildlife Conservation Society (WCS), el Instituto de Ecología, el Herbario Nacional de Bolivia, la Colección Boliviana de Fauna, el Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny y la fundación Armonía, con el financiamiento de la Fundación Gordon y Betty Moore.

La aventura en Identidad Madidi comenzó el 5 de junio y durante 18 meses recorrerá 14 sitios inexplorados por la ciencia. Ya se han culminado las dos primeras etapas del recorrido y los resultados son prometedores.

Novedades en la selva

El primer gran descubrimiento en el Madidi cabe en la palma de la mano. Se trata de una pequeña especie de rana de tres centímetros que fue hallada en junio. Un mes después se determinó que el ejemplar es único en el mundo. “Estamos alegres y creemos que es un anuncio de lo que aún hallaremos”, explica Robert Wallace, de WCS.

La entidad también informa que hay otras cinco nuevas especies candidatas para ser únicas en el mundo de la ciencia: tres bagres (Astroblepus, Cetopsorhamdia y Trichomycteru) una lagartija (Bachia sp.) y una rana (Hypsiboas sp).

Los hallazgos se dieron en las sabanas de montaña y bosques de galería (ubicadas entre los 2.000 y 1.500 metros de altura sobre el nivel del mar) y en los bosques secos montanos (entre 1.750 y 1.250 metros sobre el nivel del mar).

En la expedición se hallaron 462 especies de vertebrados: 208 en las sabanas de montaña y los bosques de galería de Apolo, y 254 especies en los bosques secos del Tuichi. Ambos sitios están en el norte del departamento de La Paz.

No solo eso, también se descubrieron 207 especies y subespecies de invertebrados. Se registraron 60 nuevas especies de vertebrados: 15 peces, 5 anfibios, 11 reptiles, 4 aves y 25 mamíferos.

Entre los hallazgos más destacados están el murciélago nectarívoro (Anoura fistulata), el murciélago orejón de Yates (Micronycterus yatesi), el ratón arbóreo de lengua larga (Rhagomys cf. longilingua), la boa (Boa constrictor), la yope andina (Bothrocophias andianus), la coral venenosa (Micrurus annellatus) y la ranita Hypsiboas marianitae.

Durante la travesía, Identidad Bolivia también encontró tres nuevas especies para Bolivia: la rana Oreobates y dos  mariposas diurnas (Brangas neora y Theritas cf. mavors).

Novedades

El herpetólogo (profesional que estudia anfibios y reptiles) James Aparicio comenta que descubrir una especie es una emoción indescriptible. Él fue uno de los primeros que tuvo entre sus dedos a aquella rana de tres centímetros.

La veintena de profesionales que está en Identidad Madidi comparte esta pasión por la ciencia. Es más, cada día ellos ponen “trampas” para atrapar a los animales y estudiarlos. Luego los dejan sueltos y el ciclo de búsqueda continúa sin parar. Para hacer un seguimiento a sus logros, se habilitó el portal www.identidadmadidi.org y ahí está un diario de actividades.

El panorama que acompaña a los científicos también es variopinto. El área de trabajo tiene unos 5.000 metros de desnivel. Va desde la puna andina, a 5.250 metros de altura, hasta las sabanas de las tierras bajas, aproximadamente a 180 metros de elevación.

Aún queda mucha naturaleza por recorrer y los biólogos retornan a la ciudad de La Paz solo para dar a conocer los resultados del trabajo que hacen.

Los biólogos mudan sus ropas y casi al instante retornan al Madidi. Allí cada noche es una nueva oportunidad para pillar las nuevas especies de animales que reptan, vuelan y se mueven en la inmensidad del Parque Natural y sus recovecos aún no estudiados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia