Escape

Marie Curie: 'Nadie debe enriquecerse con el radio. Es un elemento que pertenece a todas las personas'

Extracto de la introducción de Marie Mattingly Meloney al libro Pierre Curie, publicado en 1923.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 19 de abril de 2015

Albert Einstein afirmaba que la única persona que no había sido corrompida por la fama era Marie Curie y esta entrevista realizada por Marie Meloney, una destacada periodista y socialité estadounidense, consigue hacer un retrato absolutamente humano de una de las mentes más brillantes de la ciencia.

La sobriedad, austeridad y timidez con que se nos muestra Curie hacen olvidar su enorme estatura intelectual. Fue la primera mujer en dar clases en la Sorbona y en ganar el Premio Nobel de Física (1903) y junto a su marido, Pierre Curie, revolucionó el conocimiento científico y médico del siglo XX.

Su contribución fue vasta en los campos de la Física y la Química, sin embargo, este matrimonio será recordado por sus avances en el estudio de la radiación. Marie Curie trabajó primero en colaboración con su marido y tras la muerte de éste continuó sola las investigaciones, hasta que en 1910 obtuvo el Nobel de Química por el descubrimiento del radio y el polonio, convirtiéndose así en la única persona que ha obtenido dos Nobel en disciplinas científicas diferentes.

Sin embargo, estos descubrimientos ayudan a ver otra faceta poco conocida de Curie y es su profundo sentido nacional. Marie Curie nació en Polonia como Manya Skłodowska, aunque más tarde se trasladó a Francia para continuar sus estudios. Por aquel entonces su país atravesaba una compleja situación política, dominado por naciones extranjeras, y por ese motivo nombró polonio a uno de sus descubrimientos, en homenaje a su país natal.

La entrevista de Meloney, publicada por primera vez en abril de 1921 en la revista americana The Delineator, de la que era editora, revela una personalidad compleja, socialmente tímida, pero con un determinación de hierro en su enfoque del trabajo y perfectamente coherente con su pensamiento. Todo ello despertó la admiración de la periodista que, conmovida por la sencillez de su vida y los esfuerzos que la científica hacía para desarrollar su trabajo, terminó organizando una campaña en Estados Unidos para reunir fondos para sus investigaciones. En el momento de recibir la donación Curie manifestó que los dos elementos fundamentales que movían la tabla periódica de su vida eran su familia y la ciencia.

 

Desde el 8 de marzo, La Razón presenta semanalmente a sus lectores la serie “Grandes entrevistas”, una selección de 20 diálogos con personalidades de la política, la ciencia, la cultura, el deporte y otros ámbitos, que dejaron huella e hicieron historia. La séptima entrega de la colección, que de seguro usted querrá tener en su biblioteca, está dedicada a Marie Curie; el texto íntegro lo podrá encontrar en la edición impresa de la revista Escape correspondiente a la fecha.

 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia