Escape

Mario Colque

Empezó a trabajar siendo aún niño en la Alcaldía de La Paz y ha visto a varios de los burgomaestres que pasaron por la institución. Hace de mensajero y ya tiene más de medio siglo en actividad. Ejemplo edilicio.

Mario Colque

Mario Colque Ilustración: Frank Arbelo

La Razón (Edición Impresa) / Marco Basualdo

00:00 / 05 de febrero de 2017

Es un patrimonio de la ciudad de La Paz. Desde hace 51 años que trabaja en el gobierno municipal, aunque en total serían 53 tomando en cuenta que  Mario Colque hizo dos trabajando ad honorem. Cuando comenzó tenía 13 y le urgía conseguir un empleo ante un mundo de escasas posibilidades. A esa temprana edad se incorporó a la cuadrilla de limpieza y ha visto pasar a incontables alcaldes y funcionarios. 

Más conocido como Marito, gran parte de su trayectoria edilicia ha sido marcada por su relación con los medios de comunicación, al ejercer como mensajero en la Dirección de Comunicación Social de dicha institución. Hace algunas décadas nomás, Marito era el encargado de recoger en la madrugada todos los periódicos de La Paz, a razón de por lo menos 35 ejemplares de cada uno, para llevarlos hasta el domicilio del burgomaestre de turno. Luego recortaba todas las noticias municipales de estas publicaciones impresas para armar los boletines de prensa y dejarlos en sus diversas oficinas.

Por las tardes, desde las 19.30 hasta las 22.30, empezaba con su rutina nocturna para ir a todos los medios a dejar los boletines de prensa de su oficina. “Muchas veces era como un chasqui porque tenía que ir a repartir al trote y rápido”.

Hoy, a sus 67 años, con cierta tranquilidad dice que “ya me voy más temprano porque la tecnología ha simplificado mi trabajo. Ya no llevo boletines, todo se envía de un solo golpe por internet”. Entre sus alcaldes más reconocidos nombra a Ángel Gómez García, general Armando Escóbar Uría, Raúl Salmón, general Suárez Guzmán, Mario Mercado Vaca Guzmán, coronel Ricardo Sánchez, Ronald MaClean Abaroa, Julio Mantilla, Mónica Medina, Lupe Andrade, Gaby Candia, Germán Monrroy, Juan del Granado y al actual Luis Revilla Herrero.

Las autoridades pasan, pero al parecer, don Marito queda. “Nunca me falté, nunca llegué tarde al trabajo y cumplo con mis responsabilidades, no hay más secretos”. También dice que ya cumplió con todos los años de servicio y aportes para jubilarse, pero no lo hace porque su salario es muy bajo y prefiere seguir trabajando.

Hoy sigue por las calles realizando su acostumbrada mensajería, portando su habitual cuaderno de control de firmas y sellos de la correspondencia que deja y recoge en cada empresa o institución. Es un trabajador incansable.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia