Escape

Miniaturas de exportación

Especializado en la construcción de buses y camiones, este artista de Caquiaviri trabaja no solo para la Alasita.

La Razón (Edición Impresa) / Marco Fernández Ríos

12:27 / 29 de enero de 2020

Desde hace tres años que no se preocupa por la llegada de la Alasita, a pesar de que construye vehículos en miniatura. Gabriel Alfaro Uchani es un joven artesano que desde hace siete años fabrica camiones y, principalmente, autobuses Marcopolo, Mercedes Benz y Volvo sin descuidar hasta el mínimo detalle, por lo que su trabajo no se circunscribe solamente a la fiesta del Ekeko, sino también a la exportación.

A pesar del frío intenso en la urbanización  Jardín —un barrio que se encuentra entre las ciudades de El Alto y Viacha—, comienza a trabajar a las cinco de la mañana y termina generalmente pasada la medianoche. No obstante, luce contento debido a que, más que un trabajo, para él es su mejor pasatiempo.

Su estudio está en una esquina de su sala. Protegido por un estante que tiene libros y fotocopias, maneja con mucha habilidad el desorden de su escritorio. Marcadores, bosquejos, cartulinas, pegamento; un alicate, un martillo, una soldadora, pedazos de trupán; llantas pequeñas, unos asientos y dos camiones de escala 1:20... todo está a su disposición para echar a andar su fábrica de autobuses.

Gabriel nació hace 30 años en el pueblo de Caquiaviri, en la provincia Pacajes del departamento de La Paz. Ahí, desde sus seis años, se encandiló por las miniaturas, por lo que construía pequeñas casas de barro con techo de paja, como existían a su alrededor. Obviamente, en el colegio Elizardo Pérez, su materia preferida era Artes Plásticas. “Más hacía casas de cartulina, después he empezado a hacer con ladrillitos”, cuenta sentado en su escritorio.

Esa pasión lo llevó a estudiar Arquitectura en la UPEA (Universidad Pública de El Alto) y de manera paralela trabajar en la venta de materiales de construcción para pagar su manutención. Ello también le permitió viajar a varias regiones del país. En una ocasión tenía que viajar a Santa Cruz. “Estaba apurado, era la última salida y no había asiento. Entonces, un chofer me preguntó adónde quería ir. Le dije que necesitaba viajar a Santa Cruz. Entonces, me ofreció ir en la cabina con él”.

Para Gabriel fue una impresión diferente estar adentro, al ver el panel parecido al de un avión y sentir el movimiento suave de un vehículo tan grande. “Ese momento me llegó una emoción grande. Ese momento dije que iba a tener un bus así”.

Por otro lado, sus ganas no fueron suficientes para pagar la carrera universitaria, así es que la dejó y fue a buscar mejores días en Brasil. Pero volvió a Bolivia después de tres años con una idea fija: tener su autobús, aunque sea en miniatura.

Como era etapa de Alasita, Gabriel fue a los puestos de venta de autos para ver los materiales que utilizaban y cómo los hacían. Por ello adquirió dos autitos. “No me gustaban esas miniaturas porque eran muy esquinadas, no tenían las curvitas, faltaban los detalles”. Entonces se fue a la Terminal de Buses de La Paz y fue a contemplar los autobuses reales, en especial los G6 de Marcopolo, que tanto le gustan. Era 2013 cuando estaba sentado en su escritorio y planeaba cómo hacer su propio bus. “Mi gran duda era cómo podía hacer el vidrio, porque tiene una curvatura”. Siguió buscando y preguntando, hasta que le dieron los consejos necesarios para hacer realidad su anhelo automovilístico.

Aparte de todo ello, necesitaba generar recursos económicos, así es que comenzó a fabricar autobuses con planchas metálicas, que los vendía para la fiesta de Caquiaviri, que se celebra desde el 17 hasta el 20 de enero. Para la Alasita preparaba al menos dos docenas de buses, camiones, cisternas, trailers y minibuses. Si bien le iba bien en las ventas, “no me convencían; quería sacar algo real, una réplica de los vehículos reales”. Después de hacer la prueba con varios materiales, el artesano se decantó por el trupán, un material hecho con fibra de madera. “Es más tallable porque no deja estrías y para la pintura es más lisa. Tiene un acabado fino. He intentado hacer incluso con venesta, pero tiene estrías, por lo que hay que estar lijando y masillando para poner la pintura”.

Casi al mismo tiempo creó Gabus Miniaturas La Paz-Bolivia, una página en Facebook para hacer conocer su producción. Para entonces hizo cuatro autobuses de trupán que vendió, gracias a las redes sociales, a la empresa de transporte interdepartamental Oltursa de Perú.

Su sueño era tener un bus Quirquincho, por lo que construyó unos cuantos y se los ofreció a los dueños, con tan buena suerte que comercializó más de dos docenas para las oficinas de Bolivia, además de las de Mendoza, Salta y Buenos Aires (Argentina). Como trofeos o como símbolos de progreso, sus buses están ahora en oficinas y boleterías de las empresas Cruz del Sur de Perú, Pullman Placeres de Chile, Anorinha de Brasil, además de Luján y San Salvador, en Argentina.

Cual si fuese una factoría, los pedidos llegan todo el año, por lo que no se hace problema de empezar a trabajar a las 05.00 y terminar pasada la medianoche. Ya no tiene la necesidad de ir a donde las vendedoras de Alasita o a la terminal, sino que ahora diseña sus vehículos en su computadora; luego imprime las maquetas y verifica que no falten los detalles. Después del trabajo de ingeniería se dedica por completo a cortar, lijar, moldear y pintar sus coches, hasta que, realmente, sean similares a los que circulan en las calles.

Después de fabricar un bus a control remoto, ahora quiere crear un circuito especial para que la gente maneje su propio autobús pequeño. Mientras tanto, como no tiene la necesidad de vender sus vehículos en la fiesta del Ekeko, Gabriel fue con su esposa y sus tres hijos a ver la exposición de productos, donde pedirá que alguno de sus autobuses se haga realidad.

El taller de los sueños

Gabriel Alfaro vende vehículos a escala de cualquier modelo y marca. Para consultas, llamar al teléfono 71574683, o en Facebook, en el muro Gabus Miniaturas La Paz - Bolivia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia