Escape

Música

La canción social bailable. Ska-P regresa fiel a su estilo.

La agrupación Ska-P.

La agrupación Ska-P.

La Razón

00:02 / 17 de marzo de 2013

Ya van casi 20 años de trayectoria y esto va para largo, porque todavía les queda mucho por decir a los chicos de Vallecas (porque cualquiera de este barrio de Madrid dirá, esté en la parte del mundo en la que esté, que es de Vallecas y no madrileño). Porque la esencia de Ska-P es meter el dedo en la llaga y no dejar títere con cabeza y, tal y como está el patio, no les falta inspiración para seguir diciendo de todo, contra todos, con su alegre estilo. El ska-punk combina guitarra eléctrica, bajo, batería, teclado, trombón, trompeta, violín y saxo, con la inconfundible voz de Pulpul.

Si en 1996 hacían su particular oda al desempleo de entonces en No te pares, de El vals del obrero, su álbum estrella (“Ya somos cuatro millones y aquí no ha pasao ‘na’”), ahora acaban de lanzar 99%, lo nuevo desde 2008: “Un 1% es el que somete al 99% restante de la población mundial”, diagnostica Pulpul. Es su retorno con 15 pedradas contra el poder y sus sumisos, como Ciudadano papagayo: “Ligado a mi hipoteca, a mis impuestos, a mis letras/ y a mis cuotas del colegio privao / pero le doy las gracias a esta linda democracia/ por ser esclavo educao” (omitimos los apelativos descalificativos). En Pandemia reparten guantazos contra las farmacéuticas y sus estafaflú y critican la dictadura disfrazada de democracia en Bajo vigilancia: “Creer vivir con dignidad en plena libertad/sin saber que todo es engaño”. Pero, mejor, escuchen el disco: primero, para evitar que alguno se escandalice al leer aquí las lindezas que sueltan, como por dónde le dan los políticos al ciudadano de a pie; segundo, porque las letras no son lo mismo sin la alegre forma de cantar las verdades de Ska-P y sin sus apoteósicos momentos trompeteros.

El 22 y 23 de marzo pasarán “cerca” de Bolivia: estarán en concierto en Santiago de Chile y Buenos Aires. Aunque en directo son la gran fiesta, tendremos que conformarnos con brincar en casa al ritmo del “¡ska ska ska!”. Gemma Candela

Sonidos recomendables

Seu Jorge/Señor Jorge/Samba pop/Brasil

Una voz brasileña que vale la pena añadir a las muchas que ese país le ha dado al mundo, para placer de los melómanos, es la de Seu Jorge (Señor Jorge). Este músico, actor y compositor asomó en 1996 con el álbum Moro no Brasil, al que siguieron Samba Esporte Fino (o Carolina para la edición fuera de Brasil) y Cru (Crudo), éste último, de 2005, muy aclamado por la crítica. Actor (se le ve e Casa de Areia, Ciudad de Dios y Tropa de élite 2), sus temas han alimentado también el séptimo arte (The Life Aquatic with Steve Zissou, de Wes Anderson). Una de las buenas canciones de Jorge es Tive Razão, pero hay más para disfrutar de su voz grave, a la que puede bastar una guitarra. Un ejemplo de contrapunto lo ofrece junto a su compatriota Ana Carolina y, como ya resulta obvio, sólo hay que hurgar en YouTube para hallar más. Mabel Franco

Teganand Sara/Heartthrob/Pop electrónico/Canadá 2013

El séptimo álbum del dueto de gemelas canadienses Teganand Sara es  Heartthrob, en el que vemos cómo cambia radicalmente su estilo indie y pop rock por un melodioso pop electrónico que se veía venir desde que colaboró con el DJ Tiesto hace dos años y, más recientemente, con David Guetta. El primer single, Closer, es la mejor muestra de este cambio; se lanzó con mucha anticipación y gustó y desagradó por igual entre la fanaticada de culto que tiene el dúo. Afortunadamente, el disco transcurre naturalmente por su nuevo camino pop, con 12 canciones que pueden hacerte bailar y disfrutar como todos los discos anteriores. Esto demuestra que Teganand Sara está en su mejor forma y aún puede dar batalla en la música, especialmente en el mainstream al que está  apuntando. José Torrez

Coheed and Cambria/The Afterman: Descension/Roc/ EEUU, 2013

Tal como se anunció hace cuatro meses, llega la segunda parte del álbum doble que narra la travesía del astronauta Sirius Amory en busca del secreto denominado The Keywork. Junto a esta edición llega también la prometida novela ilustrada y escrita por Claudio Sánchez. Musicalmente, Descension retoma el clímax de la primera parte y lo decanta hasta el límite de las posibilidades musicales; en ese ejercicio disfrutamos de progresivo (Pretelethal), emo (Dark Side Of Me), rock (Away We Go), balada (Iron Fist), psicodelia (Hard Shell) e inclusive synth pop (Number City). Queda claro que el cuarteto es versátil melódica y rítmicamente, que el género es un pretexto, un motivo para un fin ulterior que es narrar.

En este abanico de colores, la banda no descuida construir finos ganchos musicales y quizás ése es el secreto para amarrar vertientes dispares bajo un mismo lenguaje. La banda en su mejor momento en un disco inmejorable. Sergio Candia

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia