Escape

Norka Paz

Algunos de los muros paceños proyectan el color interior de ella, que es quien los pinta desde hace tres años. Los viste de compromisos medioambientales y sociales con matices vibrantes para el alma. Artista urbana

Ilustración: Martín Elfman

Ilustración: Martín Elfman

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 09 de noviembre de 2014

Más conocida como Knorke Leaf en redes sociales, Norka Paz, de 28 años, asegura que creó este personaje de ficción por medio de la conjugación de dos idiomas: alemán e inglés.

“Un día, una de mis grandes amigas me dijo Knorke, un modismo muy típico de las calles de Berlín que significa ‘súper’. Leaf es hoja en inglés y me gusta mucho la fonética y fonología de esta palabra, porque para mí las hojas representan sobre todo libertad y ligereza”.

Hace tres años que se dedica al Street Art o arte urbano. Con latas de spray de vivos colores en mano pinta los murales de su día a día.

Esta técnica, que actualmente utiliza, solía combinarla con pintura sintética que es como el óleo que aunque tarda más en secar, a diferencia del látex con el que pintan otras personas, dura mucho más tiempo.

Impulsada por la inquietud de la “súper hojita” que lleva dentro, ha experimentado también con otras técnicas como el empapelado y el stencil, donde se recorta la imagen deseada sobre una hoja de papel duro; luego se pasa la pintura sobre la superficie, para que así la imagen del recorte quede sobre la pared.

“Súper hojita” se siente libre pintando en ese espacio abierto que solo le pueden ofrecer las calles. Fluyendo en el aire altiplánico, mueve su spray, y aprieta el atomizador para desbordar vibrantes colores en las paredes de plazas abandonadas.

“Lo lindo de pintar en la calle es que es siempre una aventura. Me encanta porque yo no sé qué pasará, no sé a quiénes conoceré ese día”.

Por romper con el arte encasillado, el año pasado se desplazó hasta Copenhague, Dinamarca, gracias a una invitación que le hicieron a un festival para representar a Bolivia.

“Ha sido una gran experiencia  porque he ido como la única mujer en toda Latinoamérica y junto a personas que están más de 30 años en el grafiti, en el arte urbano”.

Sus pinturas se basan principalmente en dos temas con los que siente un particular compromiso: los animales en extinción y los derechos y las luchas de las mujeres.

“Pintar en la calle es como un pulpo de tres corazones porque estás tú, la gente que ve y cómo enseña tu obra, pero también cómo puedes lograr un cambio en la misma acción”.              

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia