Escape

Papa León XIII: ‘Aspiro a dominar las almas porque quiero su salvación, porque deseo el reino de la fraternidad entre los hombres, el olvido de las discordias’

Su familia pertenecía a la nobleza rural, con un padre comisario de guerra y coronel. Él fue escritor de poemas y cartas en latín.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 21 de diciembre de 2015

El solo hecho de ser la primera entrevista que un Papa le brindó a una mujer periodista, elevaría este texto a la categoría de histórico; sin embargo, hay más elementos que lo hacen singular. En primer lugar, la entrevistadora.

Séverine, tal como firma la entrevista, es el seudónimo de la pe­riodista francesa Caroline Rémy (1855-1929), que además de mujer era socialista y agnóstica.

Esto es buena prueba de la singularidad del encuentro, pero también de la determinación de esta mujer que se valió de una carta (fechada el 9 de julio de 1892) dirigida al cardenal secretario de Estado, Mariano Rampolla del Tindaro, para inten­tar la locura de conseguir la entrevista con el papa León XIII. En la misiva se presentaba como “una mujer que había sido cristiana y se acuerda de ello, para amar a los pequeños y defender a los débiles” y como “una socialista que, aunque no esté en estado de gracia, ha guardado intacto en su corazón herido un profundo respeto por la fe, así como la veneración de los ancianos augustos y de los soberanos prisioneros”. Tres semanas más tarde estaba en el Vaticano sentada frente al Pontífice.

No menos interesante es el motivo por el que Séverine pide la en­trevista. A finales del siglo XIX, en Francia se vivía una fuerte ola de antisemitismo (que poco después desembocaría en el affair Dreyfus), propulsada por periódicos racistas (La Libre Parole se fundó ese año) y fundamentada por sus impulsores dentro del catolicismo. Esa fue la razón de que a Rémy (o Séverine) se le ocurriese preguntarle a la máxima autoridad de la Iglesia si efectivamente la ortodoxia católica promovía el sentimiento antijudío. La segunda singularidad de la entrevista radica en el entrevistado: el papa León XIII. Cuando se produce el diálogo, el 31 de julio de 1892, el Pontífice tenía 82 años y encaraba tiempos com­plicados. No solo en lo político (fue elegido después de la pérdida de los Estados Pontificios), sino también en lo social, porque fue el primer Papa que tuvo que hacer frente al avance del socialismo.

Acceda a la entrevista completa en la edición impresa.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia