Escape

El Poncho

Ecoturismo bajo las estrellas

EL PONCHO

EL PONCHO La Razón

La Razón / Los hijos del fin del mundo

01:00 / 15 de enero de 2012

El Poncho es un centro ecoturístico ubicado a 19 kilómetros de la ciudad de Cochabamba, en la comunidad de Marquina. Lleva el nombre porque fue construido bajo la constelación Orión, que en el mundo aymara es conocida como El Poncho y tiene siete estrellas, cuatro laterales y tres centrales, con el siguiente ciclo: los Cuatro Elementos, la Chakana, la Nave y el Cóndor Andino. Por ello es un sitio místico, energético, que invita a los visitantes a conectarse consigo mismos y con el entorno.

La Nave es un mirador de 13 metros de altura y 13 de diámetro; en el imaginario andino simboliza el corazón y motor para conectarse con la esencia del universo. La Chakana está compuesta por cuatro cabañas masculinas y cuatro femeninas, que hacen referencia al equilibrio y balance de la vida. El Cóndor Andino es la piscina, edificada con el afán de representar la figura de esta ave con las alas extendidas.

Otra de las particularidades de El Poncho son sus construcciones ecológicas, hechas con barro, jatata, paja, piedra y madera. “Todo el material usado es endémico de la zona, se trata de construir con lo que se tiene a la mano”, explica Daniel Deglane, subgerente del lugar. “Desde el inicio, el ecocentro fue conscientemente diseñado bajo principios ecológicos y cosmológicos”.Unir lo ancestral y lo modernoLas edificaciones se inspiran en las lakautas, pues lo que se intenta es rescatar la sabiduría ancestral de los pueblos originarios y articularla con el conocimiento actual. “Todo el material con el que construimos está vivo, por lo tanto, la energía absorbida está viva. En las cabañas, ni el baño ni la cocina están en los cuartos porque nuestros ancestros creían en el balance energético”. El centro busca que estemos orgullosos de nuestra cultura y de ser bolivianos.

El emprendimiento se inauguró en 2005 y funciona como hospedaje, centro de convenciones, de retiros espirituales y terapias alternativas, de descanso y renovación. El 85 por ciento de la mano de obra proviene de la Manquira, que se ha apropiado de El Poncho. A la par, el espacio está abarrotado todo el año gracias al trabajo de voluntariado de estudiantes de todo el mundo, más los turistas nacionales y extranjeros.

“Estamos en un punto estratégico, a la orilla del Tunari, en el valle alto de Cochabamba, ideal para la siembra y la accesibilidad al agua”, enfatiza Deglane, y complementa que el lugar cuenta con una huerta que produce algunos vegetales, además de estar equipado con sistemas de energía alternativa como duchas y cocinas solares.

Dice que nada de lo hecho es casualidad, todo tiene un fin educativo y funcional, “a pesar de que nadie nos creía cuando queríamos hacer una ecovilla, porque decían que si no se había hecho en la ciudad, no podía ser verdad”. Pero el proyecto se concretó y ahora es un ejemplo de la unión del conocimiento ancestral y moderno.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia