Escape

Regalos de Navidad

Sensibilizado por las fiestas navideñas, el ‘Papirri’ agradece por todos los obsequios que ha recibido a lo largo del año que ya se va

Foto: El papirri

Foto: El papirri

La Razón (Edición Impresa) / El papirri

00:00 / 21 de diciembre de 2014

La Navidad lejos de casa tiende a la tristeza. Por eso creamos la Asociashon de Huérfanos y Casos Afines (AHUCA) que en esta época se declara en estado de emergencia y convoca a sus antiguos y noveles  mancomunados a congregarse. Ya describí en alguna crónica pasada el gran significado de AHUCA para los que sentimos que “la Navidad es un hueco de vitrinas imposibles”.

AHUCA este año tendrá en el hogar del Papirri, en Quito, una sesión extraordinaria multilateral hasta las últimas consecuencias. Tiene bases interesaaaantes. Llegan a la sede estudiantes con sus maestrías tormentosas a comer la deliciosa picana general que prepara Carolina con amor y ahínco desde la mañanita. Con sus ojeras y páginas en las cejas, los jóvenes estudiantes bolivianos de FLACSO y de la U Andina brindan intensamente y siempre traen alguna guapa colombiana que le pone son a la noche. Su primera demanda es, ¿tienes wi fi?, para mandar, hipnotizados desde sus celulares, mensajes interplanetarios a mamás y novias urgidas. Seguro también llega el Tilo, anunciando su  reciente octogésima separación, con su vinito en la mano y un tango en el ojal. En representación de los padres solteros viene el Santo, líder del barrio de la Tola, con su interesante primogénito Atahuallpa que ya tiene nueve años y que  regala frases increíbles en su sabiduría infantil: “las únicas cosas que tenemos son las que damos”, dice, obsequiando su osito de felpa al niño Dios. En representación de las mamás solteras llega Laurita, con su agraciada hija adolescente y también con la menorcita, último esfuerzo de reconciliación: hay que hacerles bailar al niño Dios vía zapateo de Villa Serrano. Antes de partir en el último bus y recibir su panetón papirresco, el Max (nuestro digno portero del edificio), lanza unas palabras rotundas desde la visión del Cristo de los explotados. En cuanto a los regalos, hace tieeeempo que ya destituimos al Papá Noel motivados por  la deliciosa canción del trovador cubano Frank Delgado que Uds. pueden escucharla en https://www.youtube.com/ watch?v=GKKDVH39H1s.

Personalmente, me siento muy regalado y bendecido, describo algunos de mis más preciados presentes de este año. La Paz, mi ciudad, es elegida como una de las siete maravillas del mundo: que regalazo. Mi ciudad amada le gana nada menos que a Barcelona, a Londres, a Quito.

Un ministro quiteño me dijo el otro día en ironías mestizas: no es posible que Quito, que es la carita de Dios (¿quién la nominó?), tuvo que perrrder con Uds., creo que en realidad el que elige ese premio es Steve Wonderrrr. Le aclaré que La Paz y La Habana fueron elegidas dentro de las 7 ciudades maravillas del mundo por ciber voto popular legislado por la Fundación New7Wonders, que se dé una  vuelta por la Hoyada y compruebe la enaltecida visión de mi ciudad desde las laderas. Otro regalazo es el último CD del gran cantautor y rocker paceño Grillo Villegas, más aún cuando llega con un guiño del alma, pues me regala una copia del máster, adherido a la  valentía de su nueva vida sin ayuditas: mi amigo Grillo es un ejemplo de guerrero del vivir bien. La mirada del Poeta, un perrito abandonado y casi muerto que rescatamos en una esquina y que ahora bate la cola agradecido en nuestro hogar, es otro gran regalo. Los últimos triunfos del gran Tigre del pueblo son un presente valioso, al borde del descenso y en crisis total mi The Strongest saca la garra enaltecida y no solo se levanta intacto, sino que se desea el titulo. Un presente del alma es la amistad cristalina de nuestra angelita ecuatoriana, la Katita, amiga profunda que siempre llevaremos en el corazón. Otro regalazo en combo: los triunfos de Evo, Dilma y Tabaré. Queda pendiente un regalo que espero me traigan los Tres Reyes Sabios: volver a tocar la guitarra. Tuve un accidente cojudo el 14 de septiembre, tres meses sin tocar, fractura en el anular de la mano izquierda, no sé si valió la pena el vuelo de 20 minutos en ala delta por los cielos quiteños (regalo de cumpleaños de mi loco amigo belga): el aterrizaje violento casi nos manda al otro lado. Hoy toco apenas tres notas que alcanzan para un mini villancico.

Creo que brotó la nueva cara de AHUCA en esta Navidad: buscar y encontrar el verdadero sentido navideño como un espacio y un tiempito para abrazarnos, para darnos todo el amor, todo el calor posibles y sentir que el nacimiento de Jesús es la resurrección de lo más insigne de nuestras almas; que en realidad el más lindo regalo es tenernos y estar juntos, respirar mirando al cielo, saber que te importo, tener la certeza que Dios está dentro nuestro, que solo hay que limpiarnos, hacer brillar la solidaridad: el amor florecerá, seguro y poderoso. Por todo esto y a nombre de AHUCA, les deseamos una profunda, rotunda y ¡feliz Navidad!

El papirri: personaje de la Pérez, también es Manuel Monroy Chazarreta

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia