Escape

¡Te Reto!

El único circuito de Ninja Warrior en Bolivia se encuentra en gimnasio Spazio

Circuito de Ninja Warrior.

Circuito de Ninja Warrior. Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Marco Fernández R. / La Paz

12:11 / 26 de junio de 2017

Es un campo de obstáculos por donde se sienten ganas irrefrenables de cruzarlo. El primero parece sencillo: cuatro columpios forrados con cuero y sostenidos por cadenas, que se los tiene que pasar de a pie. Desde fuera parece sencillo, “cosa de chicos”, pero nada más al pisar el primer escalón uno siente que se va a caer. De esta manera se presenta el inicio de Ninja Warrior, un circuito que muestra que hacer ejercicios es, además de saludable, muy divertido.

En una superficie de 1.000 metros cuadrados, en la zona de Calacoto, se encuentra Spazio, un dominio construido exclusivamente para la gente que gusta de hacer ejercicios. Xavier Iturralde, gerente general de la cadena de gimnasios, “culpa” de esta iniciativa a su padre, una persona a quien le gusta hacer deportes, en especial natación. Imbuido por ese ejemplo, el hijo eligió que su vida iba a girar en torno a los ejercicios musculares. El plan de sus progenitores era que después de graduarse del colegio, Xavier estudiara ingeniería, por considerar que esta carrera le podía brindar seguridad laboral y un buen futuro. Sin embargo, él eligió lo que más le gustaba, por lo que obtuvo la certificación de entrenador personal, con lo que podía empezar a trabajar como instructor.

Cuando les dijo a sus padres que se iba a dedicar a los gimnasios, su padre se enojó porque pensó que no iba a progresar; mientras, él se dedicó a conocer el funcionamiento de los locales de La Paz con un objetivo: abrir su propio negocio, que desde 2010 se hizo realidad y actualmente es uno de los más importantes del país.

Si bien ahora los gimnasios están de moda para la gente especialmente joven, desde hace un tiempo existe la tendencia de organizar actividades que no sean clásicas. Justamente en esta búsqueda surgió Sasuke, un programa de televisión japonés que fue estrenado en 1997 a través de TBS (Tokyo Broadcasting System). El divertimiento consiste en que 100 personas compiten en un circuito de pruebas físicas muy exigentes, en el que deben combinar agilidad, destreza, fuerza, coordinación y velocidad para superar las barreras. La dificultad de este juego es tan alta que menos de ocho deportistas completaron el circuito de cuatro fases y la prueba final.

El éxito de este programa televisivo hizo que Estados Unidos comprara los derechos para emitir American Ninja Warrior (del inglés, Guerrero Ninja Americano), que recorre todo aquel país, con la participación de miles de personas, que tiene como fin hallar a un grupo de clasificados. Aún así, son pocos los que logran completar el reto. Muy pronto, estos entretenimientos llegaron a otros países y alcanzaron en todos ellos altos niveles de rating, en especial en la gente que gusta de los deportes, lo que incluso originó que amigos y padres armen campos de obstáculos en sus casas, ya sea en un garaje o en un jardín.

El siguiente obstáculo en el Ninja Warrior de Spazio son anillas suspendidas a cuatro metros del suelo, aunque con la salvedad de que hay una red de seguridad que brinda protección al deportista. Lo más importante es atreverse a dejar la seguridad de la colchoneta para sujetar los brazos en aros de metal. Al hacerlo, la primera sensación es que los bíceps, tríceps, trapecios y los flexores largos de los dedos se tensan al máximo. Para algunos puede ser señal para ya no seguir, al sentir que se va a caer; en cambio, para otros es la posibilidad para desafiarse. La siguiente arandela azul plateada parece estar cerca, al mismo tiempo que lejos, cuando el cuerpo se columpia de un lado a otro. Jaime Mealla, quien fue el primero en concluir el circuito en su primer intento, sostiene que lo más importante de esta rutina es la confianza en uno mismo, “porque no hay mucho ejercicio de fuerza”, sino, más que todo, coordinación.

Por el momento, esta versión de Ninja Warriors solo sirve para entrenamiento, aunque Xavier anuncia que en septiembre organizará un campeonato exclusivo para los clientes, con miras a armar más pistas de obstáculos en las sucursales de Spazio, en Sopocachi y la Ceja de El Alto.El impedimento más difícil de este circuito son cuatro tablas de madera que cuelgan del techo y que para pasarlas se debe saltar uno a uno. Para ese momento los músculos superiores están tensos y la concentración fija en el final, que tiene como premio moral ser considerado en Spazio un guerrero ninja boliviano.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia