Escape

Rioma Sandóval.

Tiene su  puesto de relojería desde 1986 y sus clientes provienen de toda la ciudad. Arregla sobre todo relojes de marca a través del sistema de relojería computarizada. Reparador del tiempo.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 03 de mayo de 2015

Una gran variedad de relojes se exponen en el puesto de Rioma Sandóval, de 60 años, pero no para ser vendidos, sino reparados, según aclara este chaqueño de nacimiento. Su pequeña relojería de madera de medio metro por lado, suficiente para él y la silla donde se sienta, se encuentra en la Baptista esquina Calatayud, ubicación que le ha resultado conveniente por las ferias que hay usualmente en el mercado Huyustus y la intersección de las calles que dan hacia el Cementerio y Buenos Aires. Don Rioma decidió trabajar con estos espejos del tiempo en 1986 porque no conseguía otra actividad laboral, pero después se volvió un aficionado de ellos e hizo un oficio de su nuevo interés. Buscó bases teóricas para su afición y aprovechó para estudiar algo sobre relojería en Argentina. Sin embargo, sus viajes por el mundo no fueron impulsados por este arte, sino por la búsqueda de una especialización profesional.

Filósofo y psicólogo, estudió en la Normal de La Paz, pero como no pudo hacer su traspaso a Tarija truncó su carrera como profesor. Viajó entonces hacia Europa y se quedó en Suecia para estudiar Epistemología.

A pesar de que logró terminar la especialización, se dio cuenta de que en nuestro medio solo la conocen de nombre y que es aplicable a las Ciencias Sociales, “pero en Bolivia no la han palpado, no la han vivido”. Actualmente, don Rioma ha dejado definitivamente la Filosofía para dedicarse a la relojería por completo. “La relojería para mí ahora funciona más que todo como terapia porque ya estoy de edad”. Pero más allá de sus años, él siempre quiere estar actualizado en este ámbito. “No hago solo y simplemente relojería electrónica, sino también computarizada a través de un programa llamado Watch Wall. Pongo el reloj en el panel de la pantalla, como en el sistema biométrico,  y así me avisa las fallas que tiene un reloj electrónico”, explica.

En su puesto está de lunes a domingo de 08.00 a 18.30. “Mis clientes ya me conocen. Son mayormente de la zona Sur y del Centro. Incluso pasaron por aquí senadores y exautoridades como Jaime Paz Zamora, a quien le arreglé su reloj”, recuerda. Al día repara aproximadamente 20 relojes que en su mayoría son de marcas originales como Nido, Rolex, Cartier, Omega, Seiko y Orly.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia