Escape

Rita Suaña

Nació en una comunidad uru de Puno y se ha convertido en una imprescindible en los encuentros de su etnia. La prepotencia masculina le truncó la carrera política, pero no se rinde. Artesana y emprendedora.

La Razón (Edición Impresa) / Gemma Candela

00:00 / 01 de diciembre de 2013

Es la uru más conocida tanto en el lado boliviano como en el peruano. “¡Ha venido Rita!”, “¡Ahí está Rita!”, dicen los asistentes al encuentro de esta etnia en la comunidad de Irohito, en Jesús de Machaca. Lleva una llamativa pollera amarilla, chaleco rojo adornado con flores bordadas con lanas de colores sobre polera blanca y sombrero de paja de ala ancha. Pero lo que la hace más visible es su carisma y su infinita sonrisa enmarcada en un rostro redondo y algo quemado por el sol. “Soy sencilla, alegre”, se autodefine.

Es de la comunidad Uros Chulluni, donde sus habitantes viven entre la tierra firme y las islas flotantes de totora en la bahía de Puno, en el lado peruano del lago Titicaca.  

“Siempre he querido apoyar a mucha gente”, afirma. Y comenzó a hacerlo siendo presidenta de una asociación de mujeres en la que capacitaba a sus compañeras en la elaboración de artesanías, concre- tamente, bordados, que siempre se le ha dado bien, para que ellas puedan tener sus propios ingresos.

Después fue regidora en su municipio y, finalmente, decidió dar el salto y postular a alcaldesa. Pero los hombres no querían que les representara una mujer.

El machismo lo ha vivido incluso en su casa. Cuando comenzó a capacitarse y dar formación, también empezó a pasar más tiempo fuera del hogar y, hasta entonces, apenas se había separado de su marido. Y la situación se complicó más cuando se metió en política, pues él miraba con mala cara que pasara horas en otras actividades. “Cuando salí elegida corregidora, lloré”, confiesa. Sabía que las cosas con su esposo iban a empeorar y renunció al cargo. “Pero mi papá me dijo que no quería tener una hija cobarde. Y seguí”, cuenta.

Con el tiempo aprendió que ella no estaba perjudicando a nadie al seguir su sueño de ayudar a los demás, y su esposo reconoció que había estado equivocado y la apoyó para que candidateara a alcaldesa. Incluso, él, que estaba en contra de los asuntos políticos, se ha convertido en dirigente.

Rita es ahora directora ejecutiva del Programa de Emprendedores Rumbo al Universo Global (CIA-Perú V21). Anhela que su pueblo recupere la lengua uru. Para ello, quiere llevar hasta Chulluni a profesores de Chipaya, Bolivia. “Sé que voy a lograrlo”, sentencia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia