Escape

Rocío Juanes

Se decidió por el canto lírico como profesión que actualmente ejerce y enseña a niños. Pero además de este género, ella canta cumbia, música nacional, pop y rock. Una cantante para todos los estilos

Ilustración: Frank Arbelo

Ilustración: Frank Arbelo

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 01 de noviembre de 2015

De mezzosoprano a contralto,  en el coro de la Universidad Privada Boliviana (UPB), bajo la dirección del maestro Julio Barragán y teniendo como fondo la melodía de un piano, Rocío Juanes desentraña un tono agudo cuando le toca enseñar canto a niños. Pero abruptamente, el sonido solemne del órgano es reemplazado por ritmos tropicales que acompañan tonos considerablemente más graves. Y es que la voz de esta cantante de 32 años es polifónica, casi camaleónica, con gran capacidad de adaptación pues cambia de color según lo indique la ocasión.

“Probé muchos estilos, desde música nacional, pasando por la cumbia, el pop, etc. Con Balderrama Rock canté rock de los 80 y 90”. Rocío decidió experimentar con variados estilos porque según dice, desenvolverse en el ámbito musical en Bolivia es muy difícil. “En este país, musicalmente hablando, uno debe ser ‘todólogo’”. Después de empaparse de música clásica —es cantante lírica de profesión—, fue un tanto complicado para ella pasar por otros géneros.

La conversión le tomó casi un año de mucho trabajo consigo misma para cambiar y modificar del todo la técnica vocal que se necesita para interpretar estos estilos. La música es su vida, tanto que dejó la carrera de Biología para dedicarse exclusivamente al mundo de las melodías.

“Era el único lugar donde me sentía yo misma, sin restricciones; sin contar con que también empecé a usar la música, y el canto en específico como una forma de terapia”. Pero su amor por el canto lírico no fue desde siempre, ya que al principio no quería estudiar ello... su intención no era cantar barroco u ópera.

Pero tuvo maestros sabios como su padre, Ángel Juanes, y Carlos Illanes, que le recomendaron ingresar a alguna escuela para tener buena técnica vocal. Así terminó estudiando más de ocho años con la maestra Beatriz Méndez en el Conservatorio Plurinacional de Música (CPM ) y actualmente en la carrera-programa de artes musicales de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). En su tiempo libre le gusta entonar a pulmón abierto con su hijo de seis años, quien también está incursionando en el mundo de la música.

“Me encanta trabajar con niños. Quisiera hacer trabajo social con ellos tomando como instrumento el canto coral, ya que esta actividad es social por naturaleza. También me encantaría, para más adelante, y retomando mis sueños, poder trabajar con niños de la calle”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia