Escape

Rolando Tapia

Estudió Psicología Junguiana en Argentina y la combinó con la arquitectura. Sus terapias tienen el fin de recuperar la identidad existencial. Constructor de estructuras internas.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 18 de enero de 2015

Arquitecto y psicólogo junguiano (por Carl Jung, quien explica las imágenes arquetípicas), Rolando Tapia, de 46 años, combina sus dos profesiones para atender a pacientes y tratarlos a través de sus sueños. Una de las herramientas para sus terapias son las cartas del tarot.

“Aplico a mis terapias el tarot para hacer recuerdo a los pacientes de que existe otro lenguaje. Éste es un metalenguaje para relacionarse con los sueños, porque en ellos te comunicas con símbolos. Así, les recuerdo el lenguaje antiguo”. De ese modo, para entender  más el lenguaje simbólico de los sueños, también trabaja con runas vikingas que, según dice, son oráculos para comprender que el camino hacia adentro se da recuperando el propio lenguaje y la propia identidad existencial. “Después de que encontré la psicología como parámetro de equilibrio, me di cuenta de que la arquitectura en realidad se basa en la construcción de espíritus o almas en los seres humanos”.

Gracias a las terapias que hace se da cuenta de que las personas no tienen estructuras “porque a través de las culturas se han ido perdiendo las grandes filosofías y las profundas percepciones que como humanos teníamos en la antigüedad”, señala.

Las terapias se llevan a cabo en su departamento de Miraflores, donde tiene un espacio para su consultorio. Al entrar al lugar, lo primero que llama la atención es una fuente que imita la forma de una cascada, donde el agua cae y fluye como las energías e incluso la vida misma. El ambiente además está bordeado por gemas y cristales distintos, sin contar con las runas vikingas arriba de una mesa.

Asimismo, la terapia consiste en hacerle entender a la persona lo que Jung llamaba “el ánima”, que va más allá del género y que tiene que ver con lo andrógino, ello sin contar con el elemento de la sombra, uno de los arquetipos o esencialidades que están dentro de cada ser.  

Es por eso que a través de la Arquitectura, Rolando propone rediseñar al ser humano, pero desde adentro. “Gracias a la Psicología Junguiana, que es transpersonal, se puede lograrlo; con este tipo de psicología se trabaja en la esencia de las personas”. Finalmente, este trabajo de las estructuras conduce hacia la búsqueda del mito personal para tratar de encontrar un destino que una con la existencia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia