Escape

Ruth Acochiri

Teóloga, futura abogada y amante de la filosofía, gestora musical en su estudio de grabaciones e inclinada hacia los derechos de las mujeres, vive su vida entregando al máximo. Emprendedora sin pausas.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 26 de julio de 2015

Entre su estudio de grabación,  su trabajo en la defensa de los derechos de las mujeres, el voluntariado que hace en el Observatorio para la Exigibilidad de los Derechos de las Mujeres y su formación en la carrera de Derecho, Ruth Acochiri (de 33 años) invierte su tiempo bajo un principio: vivir de manera intensa.

Su estudio de grabación forma parte de un emprendimiento solidario de ella y su esposo para personas de bajos recursos que tienen talento musical. Este proyecto nace, en primera instancia, con la intención de rendir un homenaje póstumo a su suegro, Percy Ávila, reconocido compositor en el ámbito nacional.

Sin embargo, “en este proceso de recopilar sus canciones y de reunir información sobre él, vimos que también nosotros (ella y su esposo) podíamos producir; entonces, decidimos hacer un disco como pareja con composiciones mías y las de él. Estos dos proyectos nos jalaban a remitirnos directamente a un estudio de grabación musical”.

Actualmente, Luna Azul Récord funciona en su casa con unos pocos equipos de sonido. “Los grupos que se animen a grabar en el estudio serán los protagonistas de la presentación del proyecto, es decir, de la materialización de nuestro disco”.

Ruth está además enmarcada en la lucha por los derechos humanos y se ha inclinado hacia la defensa de los derechos de la mujer. Gracias a esto ha sido invitada como voluntaria al Observatorio para la Exigibilidad de los Derechos de las Mujeres. “Este observatorio ha sido un emprendimiento de muchas mujeres e impulsado por la Defensoría del Pueblo. Es un trabajo ad honorem, que acompaña a las mujeres que son víctimas de violencia y de sufrimiento”.

De esta manera, Ruth dedica parte de su tiempo a sus congéneres, además de emplear esta práctica para su proceso de formación en Derecho y para la conclusión de su otra pasión: la carrera de Filosofía, porque cree que el proceso de formación es interminable.

Por eso, a pesar de que estudió en el  Instituto Superior Ecuménico Andino de Teología, por la inclinación familiar evangélica que tenía, continúa formándose en otros campos.

“Hacer uso de mis tiempos es vivir y vivir es amar, reír, jugar, disfrutar de los sabores y degustar los sonidos”, señala Ruth.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia