Escape

Salvador Dalí: 'Lo único que me interesa es que se hable de mí'

Por Ana Nadal de Sanjuán, entrevista publicada en La Vanguardia, 19 de noviembre de 1958.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 12 de julio de 2015

Salvador Dalí hizo de la excentricidad una herramienta de marketing, al punto de que su curiosa personalidad terminó por competir con su formidable obra. Su estrafalaria forma de ser no tardó en hacerlo entrar en colisión con el mundo, quizá por eso desfiló por escuelas de arte de Cataluña y Madrid, generando a su paso una colección de escándalos y expulsiones.

Dalí parecía quererlo todo, su ambición no tenía límites, por momentos era clásico pero en los tempranos años veinte también coqueteaba con las vanguardias. Finalmente en uno de sus viajes a París conoció a Pablo Picasso, a quien admiraba profundamente, y a pintores como Joan Miró y René Magritte.

1929 es el año en el que Dalí inicia su periodo surrealista al tiempo que junto a un excompañero de Bellas Artes, Luis Buñuel, presenta una película llamada Un perro andaluz, una pieza perturbadora y absolutamente vanguardista que llamó la atención del mundo del arte en el ámbito internacional. El movimiento surrealista no tardó en abrirle los brazos.

Desde el principio se trató de una relación convulsa, en la que si bien existió afinidad estética, lo cierto es que el pintor catalán no era muy proclive a ceñirse a las directrices del movimiento y en especial de su fundador, André Breton. Por eso Dalí se mantuvo a prudencial distancia del socialismo —siempre se declaró apolítico— y en su lugar se obsesionó con la obra de Sigmund Freud, hasta el punto de que su método “paranoico-crítico” está profundamente influenciado por el psicoanálisis. No sería la única vez que el artista apelaría a ideas científicas: también buscaría inspiración en las matemáticas, la biología y hasta la genética.

Tras sus iracundas diferencias con Breton que lo convirtieron en reo en un curioso juicio que le iniciaron los surrealistas, Dalí fue expulsado del movimiento en 1939 y desde entonces se convirtió en santo patrono y científico loco de su propia escuela. Dalí se había convertido en el más daliniano de los dalinianos.

 

Desde el 8 de marzo, La Razón presenta semanalmente a sus lectores la serie “Grandes entrevistas”, una selección de 20 diálogos con personalidades de la política, la ciencia, la cultura, el deporte y otros ámbitos, que dejaron huella e hicieron historia. La presente entrega de la colección, que de seguro usted querrá tener en su biblioteca, está dedicada a Pablo Escobar ; el texto íntegro lo podrá encontrar en la edición impresa de la revista Escape correspondiente a la fecha.

 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia