Escape

Susy Cortez

Ganó el campeonato iberoamericano Tijera de Oro, Berlín Internacional 2010, galardón que la motivó para seguir en el campo de la peluquería, en el que se encuentra ejerciendo hace 15 años. Artista del cabello

Ilustración de Frank Arbelo

Ilustración de Frank Arbelo

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 23 de agosto de 2015

Colores, cortes de última generación, nuevas tendencias y glamour en la cabellera, es lo que Susy Cortez (34) vivió hace cinco años en el Tijera de Oro, Berlín Internacional 2010, certamen iberoamericano del cual resultó ganadora sin ser una de las favoritas al no guardar un gran currículum tras suyo. “Me capacité como pude, fui a cursos nacionales e internacionales con estilistas reconocidos y aprendí nuevas técnicas. Me inscribí en la modalidad de color porque quería saber si estaba en condiciones para un evento como esos,  era como una prueba para mí”.

Una muchacha que trabajaba con ella en ese tiempo fue su modelo, a la que le hizo en el cabello varios colores con la técnica de los rombos, teniendo como base los círculos de la cabeza y sus medidas horizontales. “Ahí yo no puse solamente un color, puse muchos y eso se notó en el cabello de la modelo, por lo que los jueces valoraron mi trabajo”.

Esta paceña ganó el trofeo por toda una vida de pasión y esfuerzo, ya que le encantaba el oficio desde que era una niña, aptitud que advirtió cuando peinaba a sus muñecas.

Al cumplir 17 años, tuvo su primera experiencia como ayudante de peluquería de una de sus inquilinas, quien le enseñó lo básico en cortes, tintes y peinados y junto a ella se quedó trabajando por dos años.

Luego entró a otro salón de belleza, también de ayudante, donde trabajaba medio tiempo, lo que de alguna manera le permitió inscribirse a un instituto para obtener el cartón del oficio que ya conocía. Pero Susy no estaba convencida de quedarse en el instituto, por lo que el sacerdote a cargo le ofreció una beca, la cual aceptó y estudió por año y medio hasta concluir el curso.

“Una profesora, de la que terminé siendo ayudante, solía decirme ‘tienes aptitudes, tienes potencial, puedes llegar a mucho, pero tienes que tener tu cartón para que abras un salón’”. Con 15 años de experiencia en total y siete como independiente, actualmente trabaja en la calle Murillo, en el salón Lazio con cuatro ayudantes que se desplazan en un espacio de 5 x 4 metros. Adentro, en el otro compartimento de su lugar de trabajo, vive sola con sus hijas, quienes son su principal motivación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia