Escape

Trabajando

Piazzolla, el baterista jazz de Escalandrum.

El sexteto de jazz Escalandrum.

El sexteto de jazz Escalandrum.

La Razón (Edición impresa)

00:00 / 21 de octubre de 2012

Sé pobre, pero sé feliz, le dijo Astor Piazzolla a su nieto Pipi, cuando éste le comunicó su deseo de seguir los pasos del músico.

Y Daniel Astor Piazzolla (1972), el Pipi, le hizo caso. Es músico. Baterista. Jazzista. Cabeza del sexteto Escalandrum que tiene seis discos y centenares de actuaciones en vivo por todo el mundo.

Si algo no quiso hacer el joven Piazzolla es imitar al descomunal abuelo, el hombre que cambió la historia del tango argentino. Fue una decisión sana, pues desde el espacio que ocupa no hay tentaciones de comparar y esto le hace bien al baterista y a la música.

Por supuesto, quién podría resistirse a tocar temas del autor de Milonga del ángel. En 2011, Escalandrum grabó el disco Piazzolla Plays Piazzolla, en su estilo jazzístico made in Argentina y se ganó una nominación a los premios Grammy.

El mérito mayor de esta obra está en que es y no es Piazzolla. Se identifica Libertango, Adiós Nonino y otros temas ya míticos; pero hay una novedad que hace sentir que no se han escuchado antes. El mérito es, claro, de Pipi (abajo, camisa clara), pero también de los músicos que le acompañan: Damián Fogiel (saxo tenor), Nicolás Guerschberg (piano), Gustavo Musso (saxo alto y saxo soprano), Martín Pantyer (saxo barítono y clarinete bajo) y Mariano Sivori (contrabajo).

El disco de referencia salió en conmemoración de los 90 años de nacimiento de Piazzolla, el abuelo fallecido en 1991. En dos conciertos ofrecidos por Escaladrum, en Buenos Aires y Córdoba, se unió el saxofonista Paquito D’Rivera y, en el primero, la cantante Susana Rinaldi. Por suerte hay Youtube para atisbar en esos momentos una y otra vez.

Otros discos de la agrupación son Bar los amigos (2000), Estados Alterados (2002), Sexteto en movimiento, Misterioso (2006) y Visiones (2008). Como para tenerlos todos. (Mabel Franco)

Sonidos recomendables

Mujer divina: Homenaje a Agustín Lara/Natalia Lafourcade /Pop latino/México, 2012

No sé qué tiene que ver la cantante mexicana Natalia Lafourcade con el célebre compositor Agustín Lara y, después de escuchar Mujer Divina: Homenaje a Agustín Lara, continúo con la duda. Haciendo un paréntesis en una carrera exitosa en el rock pop, la artista decidió dedicar un disco completo de 13 temas a uno de los más célebres compositores de su país. Para ello, se armó de invitados masculinos que aportaron —unos más, otros menos, basta escuchar rechinar la voz de Vicentico en Piensa en mí—, en los duetos de esta producción. La única excepción es la última canción, María bonita, que Natalia canta en solitario y acompañada de su guitarra, en un excelente y emotivo cierre. Se trata de una producción prolija, de gran elaboración musical, en la que la aparición de cada instrumento ha sido cuidadosamente pensada. Es una producción muy profesional aunque, me atrevo a decir, carece de esa almita y ese calor que Lafourcade siempre regala en sus canciones. (Miguel Vargas)

Christophe Willem • JSi mes larmes tombent/Pop, funk/Francia, 2011

Si mes larmes tombent (Si mis lágrimas caen) es uno de los éxitos de Christophe Willem, el cantante francés que con sus agudos es capaz de despistar a quien no le conoce. También pianista y compositor, en 2010 recibió dos NRJ Music Awards en las categorías “Artista masculino del año” y “Álbum del año”.

La canción de las lágrimas (que ya se escucha en 106.9 FM, en La Paz) es parte de su más reciente álbum. Para apreciar a Willem mucho más, ahí están sus canciones Berlin, Chambre avec vue, Cool, Entre nous et le sol y, una de las más populares y bailables, Double Je (con su correspondiente videoclip), en el que declara: “Cuando crezca, quiero ser un Beegee o un piloto de Fórmula 1”. (Jimmy Vásquez)

The Bomb Shelter Sessions/Vintage Trouble/Primitive Soul/EEUU, 2012

Cuando se trata de definir exactamente el género musical de Vintage Trouble, su vocalista Ty Taylor musita dos escuetas palabras: Primitive Soul. Se trata de una ficción nostálgica, el género soul recoge sonoridades y procesos de maduración de vertientes como el blues y el góspel. El cuarteto californiano Vintage Trouble trabaja ese gusto por el sonido, precisamente vintage, en detalles tan elementales como el método de grabación. The Bomb Shelter Sessions es un disco grabado completamente en vivo en un lapso de tres días; el resultado, una frescura que eriza la piel del más escéptico. Once tracks recogen las enseñanzas de Chuck Berry, Led Zeppelin y James Brown. El resultado es una colección balanceada de finos sonidos rock & roll, blues y soul, un deleite para los oídos más exigentes. (Sergio Candia)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia