Escape

Trabajando

Sueños pop con Beach House, ‘bloom’, un disco para volar.

Beach House, un disco para volar.

Beach House, un disco para volar.

La Razón (Edición impresa)

00:00 / 23 de diciembre de 2012

Qué viene después de esta felicidad momentánea, consecuencia de lo que me haces?”. Tal una parte de la letra de Myth, la primera pista de Bloom (algo así como florecimiento o floración). Es el cuarto trabajo de Beach House, el dúo asentado en Baltimore (Maryland, Estados Unidos), conformado por Victoria Legrand (voz y teclado) y Alex Scally (guitarra y teclado). Ella es francesa, pero soñaba con irse a la ciudad más poblada del estado de Maryland para hacer música. Allí, en la universidad, conoció a Alex.

Ya van ocho años de hacer canciones enmarcadas dentro del llamado dream pop (pop de ensueño), con sonidos oníricos, con toque de misterio, relajantes, perfectos para acompañar un momento tranquilo de trabajo, una charla o un rato dedicado a pensar.

El álbum se grabó en Texas (en los Sonic Ranch Studios) y las mezclas se hicieron en Nueva York (en los Electric Lady Studios). El resultado: diez canciones... y una sorpresa, Wherever You Go, que empieza a sonar tras dejar el CD olvidado, avanzando hacia el silencio del final tras la supuesta última pista, Irene.

El dúo se formó en 2004. Con Bloom ya van cuatro discos que refuerzan su presencia en la esfera indie. De este álbum, aparecido en mayo, se esperaba un posible lanzamiento al consumo de masas.

La pareja de amigos asegura que sufrieron haciendo este trabajo, que se implicaron demasiado. Ahora, están de gira, y siguen subiendo, subiendo en las listas de música. Sus canciones hacen volar la imaginación. Ellos también han surcado el aire para ir a Australia, donde actúan estas semanas. Sólo descansarán el 1 y 2 de enero. Luego vendrá Japón, Corea, un tour por Europa y, en abril, de vuelta a EEUU. En algún momento irán a descansar a su ciudad, a la que Victoria decidió emigrar porque, dentro de la gran urbe, hay un colectivo reducido de valientes que hacen lo que quieren hacer sin medir los riesgos. (Gemma Candela)

Sonidos recomendables

Luis Aguilé/Lo mejor de Luis Aguilé/Canción/YouTube

Ven a mi casa esta Navidad es una canción que se ha convertido en una especie de villancico. La letra habla de aquellas personas que están lejos de su hogar y que reciben la invitación de alguien para no pasar la Nochebuena en soledad.

La CBS la grabó a fines de los 60, en el momento en que su compositor e intérprete, el argentino Luis Aguilé, movía multitudes desde la televisión española. Aguilé llegó a La Paz y llenó el Coliseo Cerrado a principios de los 70. El público cantó con él éxitos como El tío calambre, La vida pasa felizmente, Es una lata el trabajar, Pecos Bill, Pancho López y otras de melodía pegajosa. Canciones optimistas y con humor. Luis Aguilé murió en 2009, pero algunos de sus temas suenan aún con el eco de la nostalgia, como Cuando salí de Cuba  y el villancico que de seguro se escucha estos días. Mabel Franco

Ricardo Donoso/Assimilating the Shadow/Electrónica/Brasil, 2012

La noche que seduce, que atemoriza, que calla, que grita, que embruja. Assimilating the Shadow es un álbum que parece diseñado para entender todas las fases del andar nocturno. Con una propuesta rítmica que transita desde el morning trance, pasando por las atmósferas del ambiente club y con un toque de house profundo, el segundo trabajo del brasileño Ricardo Donoso parte de una premisa singular: el diálogo con nuestro yo oscuro, con nuestra propia sombra. No se trata de una confrontación, es más un mirarse en el espejo. Para ello, Donoso crea una serie de potentes atmósferas que nos invitan a   bailar con nosotros mismos, a explorar rítmicamente nuestros impulsos más íntimos, nuestros rostros escondidos. A mi gusto, se trata de uno de los mejores trabajos del año. Miguel Vargas

VCMG/Ssss/Electrónica/Gran Bretaña, 2012

Vince Clark y Martin Gore son dos nombres que han cimentado lo que conocemos como Synth Pop. Al mando de Erasure y Depeche Mode han definido el camino que luego fue transitado por otros a lo largo de casi 30 años.

VCMG llega como testimonio de su genialidad casi paradigmática, en la médula de lo que se entiende como música electrónica. Diez canciones completan casi una hora de la más ágil electrónica no vocal que ha pasado por mis manos y oídos; la soltura con la que Clark y Gore elaboran paisajes sonoros es sobrecogedora, están en el terreno que ellos han instaurado y se los siente cómodos al crear texturas musicales que nos llevan a sentir colores y humores profundos. Existen algunos tesoros escondidos en el disco, algunos pasajes traen de vuelta estructuras ochenteras al agotado concepto 8 beat. Un disco para la gente que desea explorar las fronteras de la electrónica de vanguardia. Sergio Candia

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia