Escape

Vaclava Keseg

Nació en República Checa, pero huyó a Alemania cuando los rusos ocuparon Checoslovaquia en 1968. Vive en Bolivia hace más de 33 años y tiene una crepería desde hace 13. Migrante emprendedora.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 01 de junio de 2014

En Bolivia no era común un kiosco de estas características y ¡además bonito! La gente me veía como a una gringa chiflada”, dice entre risas Vaclava Keseg, sentada en su negocio.

Economista de profesión, esta checa de ojos azules, nacionalizada alemana, decidió hacer crepes, panqueques y waffles porque “eso aquí (en La Paz) no había y en el país de donde yo provengo, que es República Checa, eso es muy común”.

Sus bocadillos tienen un precio promedio de Bs 30, por dos porciones. Además ofrece jugos, cafés y variedades de tés. “Tengo tés originales de Asia.

Cuando se trata de tés, intento conseguirlos de donde sea. Cuando se abre alguna boutique de tés, yo ya estoy ahí”.  Las cajas de los tés se exponen sobre repisas para que la gente pueda escoger el de su preferencia. La decoración interna del kiosco tiene un aire familiar, se siente como si estuvieras en la cocina de tu casa.

En cuanto al número de clientes que tiene al día, dice que es variable. “Hay días que hay muchos y se acaba todo, como hay días en que no viene nadie”, relativiza.

Cuenta que de los 33 años que vive en Bolivia, son ya 13 desde que tiene el negocio. “Cuando mis hijos se fueron a estudiar, entonces pensé: ‘No voy a tener nada que hacer, algo tengo que hacer’, y así decidí abrir esta crepería”, recuerda.

Resalta además el hecho de que sus tres hijos nacieron en diferentes lugares por los cambios de destino. “Uno nació en Alemania; otro, en Perú; y el tercero, en Bolivia”.

Sobre las razones por las que tuvo que venir a este país, dice que su marido es ingeniero civil y la empresa para la que trabajaba en Alemania lo envió a Bolivia por medio de la Cooperación germana.

Asegura que lo que más extraña del país europeo que la adoptó es la puntualidad y aunque su corazón tiembla cada vez que vuelve a su tierra natal, no siente mucha nostalgia de ella. “Para mí llegar a Bolivia ha sido conocer un mundo nuevo, muy diferente, muy desconocido y muy interesante”.

Bajo el lema “Un pedazo de Europa en tu mesa”, Vashka’s Creperie   queda en la calle 21 de San Miguel, en el pasillo Centro de Modas, Local F3. Sus horarios de atención son de lunes a sábado, de 10.00 a 13.00 y de 16.00 a 19.00.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia