Escape

Yhosselin Aguilar.

A sus tres años perdió el habla y la escucha. Pese a esta limitación, empezó a inclinarse por la pintura y el diseño creativo. Hoy vive sola y trabaja en una peluquería junto a sus hermanas. Artista de uñas

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 22 de febrero de 2015

Todos los colores del arcoíris se encuentran guardados en pequeños envases de esmalte. Una joven que ha ingresado al local se sienta y le muestra a Yhosselin el botecito que contiene el tono que quiere para sus uñas. Hace otras señas y le explica que quiere puntitos que combinen con la base a embadurnar.

Para asegurarse que le entendió, la cliente le muestra un diseño parecido en una revista de nail art que está encima de la mesa del lugar.

Desde su mundo sin ruido, Yhosselin Aguilar, de 21 años, asiente con la cabeza. Ella es capaz de crear hermosos diseños artísticos sobre las uñas de sus clientes.

De lunes a sábado, de 10.30 a 20.30, trabaja en la peluquería de su hermana Cristina, ubicada en Miraflores, donde crea y reproduce diseños y cada día, entre 10 y 15 mujeres quedan complacidas con el trabajo que hace.

Cuando Yhosselin tenía tres años tuvo un accidente. Cayó de cabeza desde una altura de aproximadamente un metro y medio en una construcción.

A partir de ese momento, su entorno se volvió silente: había perdido el habla y la escucha de manera instantánea. “Después, mi mamá la puso en un colegio de sordomudos”, dice Ana, otra de sus hermanas mayores, quien aprendió el lenguaje de señas por la práctica que tuvo cuando la recogía de ese centro de formación.

Desde el colegio, Yhosselin prefería las manualidades y la pintura. “Ella es muy creativa. Le gusta mucho diseñar”, explica Ana. Es por eso que cuando cumplió 16 años, sus hermanas decidieron enseñarle la técnica del manicure, pero sobre todo, la del nail art.

“Como ella no oye ni tampoco habla con las demás personas, al principio le ha costado un poco. Ha practicado un año más o menos y con el tiempo ha ido puliendo su técnica. Por eso ya le hemos dado un puesto en la peluquería junto a nosotras”, agrega su hermana Ana.

Yhosselin, que es la octava de diez hermanos, acabará este año sus estudios de colegio y, aunque ya ha aprendido a manejarse de manera independiente, pues vive sola desde hace cuatro meses, aún no sabe qué profesión va a seguir en el futuro.

Las uñas ya están decoradas.  Yhosselin  crea diseños que transmiten emociones, conceptos, ideas. Su mundo es uno de colores.               

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia