Escape

Ellos

Cristóbal Colón. Descendiente del que llegó a tierras que se llamarían América, en 1492, si tuviera que elegir un día del calendario, dice de inmediato que sería el 12 de octubre. Noble, militar y empresario.

La Razón (Edición impresa) / Gemma Candela

00:00 / 28 de octubre de 2012

Si al presentársele un señor le estrecha la mano y le dice: “Soy Cristóbal Colón”, usted puede tener varias reacciones. La primera, tal vez, sería preguntarle si tiene algo que ver con el personaje histórico. También podría decirle que usted es el tataranieto de Simón Bolívar o de Juana Azurduy. Pero Cristóbal Colón de Carvajal y Gorosábel no estaría bromeando: es, realmente, el vigésimo descendiente directo del “descubridor” de América, y el XVIII Duque de Veragua. Su nombre tan largo ya indica que a alguna estirpe pertenece.

Forma parte de la Armada Española, en la que se ha desempeñado como oficial de barcos de guerra, piloto naval de helicópteros antisubmarinos y, también, ha navegado a bordo del único portaaviones de guerra que tiene ese país, el Príncipe de Asturias (cuyo  mantenimiento cuesta al país $us 37 millones al año y que, debido a los problemas financieros, va a ser desmantelado en breve). Ahora, Colón es oficial en reserva. Asegura que su pasión por el mar y la navegación, en la que se inició en barcos de vela a los 14 años, es un rasgo en común con su famoso predecesor, a pesar de los más de 500 años transcurridos.

Un noble del siglo XXI

El Duque de Veragua no vive en un palacio (a pesar de que su familia tenía uno, del siglo XIX, en  pleno centro de Madrid, que hoy es un edificio oficial), sino en un “moderno departamento”. Además de servir en la Armada, ha trabajado en empresas privadas y en el sector financiero. Porque, actualmente, ser de la nobleza no implica beneficios en España, al menos teóricamente.

Como el famoso navegante, ha estado en América. A veces, como turista; otras, por negocios y también, para asistir a actos oficiales relacionados con el “descubridor”.

Es un amante de la historia. “Mi antepasado es el personaje histórico sobre el que más se ha escrito después de Jesucristo”, está seguro. Cuenta que ha dedicado muchas horas de su vida a perderse entre las páginas de su biblioteca, repleta de libros sobre el navegante. Una parte la heredó de su padre, otra la recopiló él, pero también muchos son regalo de historiadores con los que dice tener muy buena relación.

Sin embargo, este madrileño no se adhiere a ninguna de las teorías sobre el origen de su familiar (que si es genovés, catalán, griego...). “No me corresponde a mí resolver el asunto con una afirmación gratuita”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia