Escape

Escapes

En uno de los mayores estudios que se han realizado, un grupo de investigadores israelíes, alemanes y suizos han comparado la anatomía de 1.400 cerebros de hombres y mujeres para concluir que, más que dos categorías, lo que hay es un mosaico cerebral y no diferencia entre sexos. Foto: formato7.com

En uno de los mayores estudios que se han realizado, un grupo de investigadores israelíes, alemanes y suizos han comparado la anatomía de 1.400 cerebros de hombres y mujeres para concluir que, más que dos categorías, lo que hay es un mosaico cerebral y no diferencia entre sexos. Foto: formato7.com

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 14 de diciembre de 2015

¿Un cerebro para cada sexo?

Un estudio con centenares de imágenes de cerebros de hombres y mujeres no ha encontrado pruebas de que exista uno masculino y otro femenino. Aunque hay algunas diferencias anatómicas en determinadas áreas en función del sexo, éstas no permiten dividir a los humanos en dos categorías. En realidad, el cerebro de cada uno es un mosaico con elementos tanto femeninos como masculinos. No hay pruebas de que, desde el punto de vista de su materia gris, materia blanca, conexiones neuronales o el grosor de la corteza cerebral, el de una mujer y de un hombre sean diferentes por el simple hecho de su sexo. Más bien, las pruebas apuntan a lo contrario. En uno de los mayores estudios que se han realizado, un grupo de investigadores israelíes, alemanes y suizos han comparado la anatomía de 1.400 cerebros de hombres y mujeres para concluir que, más que dos categorías, lo que hay es un mosaico cerebral, informa El País. Uno de los estudios, por ejemplo, se apoyó en imágenes del cerebro de casi 300 personas (169 mujeres y 112 hombres). Usando la técnica conocida como morfometría basada en vóxel (VBM, por sus siglas en inglés) que les permitió establecer el volumen de materia gris de 116 áreas. “No hay ninguna región en nuestras muestras que revele una clara distinción entre una forma masculina y una forma femenina, es decir, que se presente de forma evidente solo en los hombres o solo en las mujeres”, destaca la investigación.

El cáncer de Rocío Durcal

Cantante y actriz española bautizada como María de los Ángeles de las Heras Ortiz, Rocío Durcal nació en Madrid el 4 de octubre de 1944. Comenzó su carrera en concursos de canto emitidos por radio y debutó en el cine en 1961 con la película Canción de juventud. Posteriormente, conoció al músico Antonio Morales del dúo Juan y Junior, con quien se casó y tuvo tres hijos; también se hizo amiga de Juan Gabriel quien influyó en su mayor producción musical, llegando a vender hasta 35 millones de copias en los 80. Tuvo una década de ausencia reapareciendo con su disco Entre tangos y Mariachis en 2001, año en que también se le detectó cáncer cérvico uterino, que acabó con su vida el 25 de marzo de 2006. Este mal es la segunda causa de muerte por cáncer en el mundo y la mayoría de los casos provienen de países en vías de desarrollo. Se reconoce a la infección del virus del papiloma humano como agente causal de esta enfermedad, la cual es transmitida por contacto sexual. Las variedades de este virus pueden desarrollar lesiones precancerosas, las mismas que deben ser detectadas mediante exámenes anuales que se conocen con el nombre de citología de cérvix o PAP, en toda mujer que lleva vida sexual activa. Este control se debe realizar cada año, en el momento que se detecta lesiones se realizan otros estudios incluyendo biopsia para afinar el diagnóstico y tratar a la paciente. Dr. Anibal Romero Sandoval, Clínica Arco Iris, Obrajes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia