Escape

The Beatles: ‘No nos importa que nos imiten, hasta nos halaga y nos sirve de publicidad: nosotros nos vamos y quedan unos cuantos pseudobeatles’

Los lanzamientos de sus discos enfrentaron varios obstáculos en Estados Unidos, desde el boicot hasta la burla por sus cabellos.

La formación de The Beatles. Foto: www.lavoz.com.ar

La formación de The Beatles. Foto: www.lavoz.com.ar

La Razón Digital

00:00 / 14 de marzo de 2016

Harold Kelley trabajó durante 21 años para la fuerza aérea norteamericana, en el Departamento de Comunicación y fue el gerente de American Forces Network. En uno de sus viajes regulares a Europa, en enero de 1969, en París, tuvo la oportunidad de convertirse en el primer periodista americano en hablar con The Beatles, pocas semanas antes del primer viaje de “Los cuatro de Liverpool” a Estados Unidos. Un momento histórico donde Paul McCartney ya mostraba sus dotes de liderazgo contestando a la mayoría de las cuestiones.

El año 1963 había sido una sucesión de conquistas para el cuarteto de Liverpool. The Beatles se encontraba en el camino a la cúspide: había realizado cuatro giras dentro de Inglaterra, invadido los programas de televisión y las estaciones de radio —incluso tenía su propia emisión semanal en una de ellas— y el mundo estaba a punto de dejarse hipnotizar por ese característico sonido beat que constituyó su sello original y que inspiraría a los grupos de rock desde la década de 1960 hasta la actualidad.

Era el primer año en que la banda tocaba y grababa con sus cuatro miembros definitivos y habían logrado una comunión carente de pose y de esfuerzo (1); las canciones surgían una tras otra de la inagotable galera de John Lennon y Paul McCartney, y la fidelidad de sus admiradores eclipsaba el fanatismo que llegaron a alcanzar figuras como Elvis Presley y los Everly Brothers. La atracción que provocaron en el público joven puede resumirse en la famosa imagen de la adolescente Irene Katz, de 13 años, esperando por sus ídolos en la puerta del Plaza Hotel de Nueva York —durante el primer viaje del cuarteto a Estados Unidos—, portando un cartel con la leyenda “Elvis is dead. Long live The Beatles”, (Elvis está muerto. Larga vida a The Beatles).

Estos jóvenes que habían paseado su música por los bajos fondos de Hamburgo y por los pubs de Liverpool, habían desatado un frenesí tan grande entre sus seguidores que fue necesario inventar una palabra para definirlo. El término elegido fue “Beatlemanía” (2) y la verdad es que se quedó corto para describir el momento de la historia en el que los adolescentes tomaron el poder y ya no dejaron que les dijeran qué debían escuchar.

(*) Más información en la edición impresa de La Razón.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia