Escape

Soldado de la salud: Alfredo Rea Nogales

Fue promotor de una de las empresas más reconocidas del país: Droguería INTI.

La Razón (Edición Impresa) / Marco Fernández

00:00 / 02 de mayo de 2016

Tres elementos estaban íntimamente ligados a la existencia del boliviano Alfredo Rea Nogales: su amor por los sicuris de Italaque, sus recuerdos de soldado durante la Guerra del Chaco y el orgullo de haber sido uno de los promotores de una de las empresas más emblemáticas del país: Droguería INTI.

Alfredo (el último de cuatro hermanos) nació el 4 de mayo de 1910 en el municipio de Italaque (provincia Camacho del departamento de La Paz), donde sus padres, Cecilio Rea y María Nogales, se establecieron para formar su hogar. Fue en este lugar donde pasó sus primeros años y cursó la primaria. Luego, ante la carencia del ciclo secundaria, el aún niño se trasladó a La Paz, donde se anotó en el Colegio Nacional Ayacucho además de trabajar para ayudar al sustento familiar. Pero a sus 17 años, cuando  estudiaba en el Liceo de Aplicación (hoy Colegio Nacional Bolívar), encontró el empleo que le cambió la vida: iba a ser el mensajero de la Droguería Albrecht, empresa importadora de medicamentos que pertenecía al alemán Carlos Albrecht. Las hijas de Alfredo coinciden en que la pasión que despertó en él este trabajo pudo haber sido influida también por la cercanía de su natal Italaque con Charazani, tierra de la cultura kallawaya, declarada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 2003, por su influencia en la medicina tradicional. Por ello, cuando alguien sentía algún malestar, Alfredo sugería una preparación de plantas y frutas.

El idilio con la alquimia se interrumpió cuando cumplió el servicio militar en el regimiento Ballivián 2do. de Caballería, en el puerto de Guaqui, a orillas del lago Titicaca. El inicio de la Guerra del Chaco (conflagración bélica que enfrentó a Bolivia y Paraguay) lo alejó todavía más de ese anhelo porque el 23 de julio de 1932 fue incorporado al Ejército boliviano para participar en varias acciones militares, como la toma del fortín Alihuatá y el avance para la retoma del fortín Arce, hasta que cayó prisionero en la batalla de Campo Grande, en septiembre de 1933, después de haber resistido un cerco de ocho días.

De aquella época, Alfredo contaba anécdotas ligadas con lo dramático de un enfrentamiento militar, como que por falta de agua y comida, él y sus camaradas debían beber su propio orín y comer sus cinturones para sobrevivir. En 1935, gracias a las gestiones de países amigos, Alfredo y otros uniformados bolivianos fueron liberados. Posteriormente, al retornar al país, el italaqueño retomó su antiguo empleo en Albercht, donde trabajó junto al alemán Ernesto Schindler, y también se inscribió en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), de la que salió titulado el 15 de julio de 1943.

En aquel tiempo continuaba prestando sus servicios en Albrecht, posteriormente en droguería Hamburgo (propiedad de Schilling), hasta que se retiró para cumplir uno de sus mayores anhelos: crear su propia importadora de productos químicos-farmacéuticos, bajo la razón social unipersonal Alfredo Rea Nogales. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, el Estado boliviano rompió relaciones diplomáticas con los países del denominado Eje (Alemania, Italia y Japón) y decretó la expropiación de las propiedades de los ciudadanos de aquellas naciones, lo que daba opción a las firmas bolivianas a adquirir muchas de esas empresas a través de la Junta de Defensa Económica, dependiente del Ministerio de Economía de aquel entonces. Alfredo pidió la adjudicación de la Droguería Hamburgo, por lo que cambió la razón social de su emprendimiento por Droguería INTI Rea Nogales y Cía, en sociedad con Emilio Olmos, hacia 1944. Rosa Encinas, esposa de Alfredo, fue quien sugirió bautizar la empresa como INTI, pues estaba segura de que el nuevo emprendimiento iba a relucir como el sol.

Tiempo después, la empresa cambió de nombre por Droguería INTI SA, en la que además de la importación de productos químicos-farmacéuticos se incursionó en el campo industrial, con la preparación de medicamentos bajo fórmulas propias, por lo que Alfredo Rea Nogales es considerado el primer profesional boliviano, egresado de la UMSA, que decidió dedicarse a esta labor. El 30 de septiembre de 1946, Droguería INTI fue transferida para formar una sociedad establecida por Alfredo Rea Nogales, Enrique Abendroth y Ernesto Schilling, según un documento que muestra la familia del bioquímico boliviano. Schilling acababa de retornar al país tras haber culminado el conflicto bélico.

El libro El sol que ilumina, el ungüento que sana- Historia de Droguería INTI y su afamado Mentisan, editado por la empresa, indica que Droguería INTI completó la elaboración de productos farmacéuticos en su nuevo laboratorio de Miraflores, aunque tuvo como sede por algún tiempo una casa en la populosa calle Armentia.

Fueron tiempos en que Alfredo se encerraba en su laboratorio para estudiar las fórmulas y preparar pomadas para su familia y el mercado local. Esas ganas de saber más también lo llevaron a ser un lector empedernido y un amante de la ópera, zarzuelas y la música folklórica, en especial los sicuris de su natal Italaque.

Su trabajo en Droguería continuó hasta 1979, cuando Alfredo decidió retirarse de la sociedad de manera voluntaria,  para dedicarse a otras actividades, como ser miembro del Club de La Paz, el Rotary Club, Amigos de la Ciudad y dirigente del club Bolívar, en la Operación Retorno de 1965.

Los recuerdos de la guerra con Paraguay hicieron que sus últimas palabras fueran un poema con toques guaraníes:

“Ya no estás más, curataú

En las ramas el totaituí

Ya no habrá más paraguayí

Ni de mí, ni de ti se acordarán aquí”.

Así fue como el 23 de febrero de 2000, este soldado que peleó por la salud de la sociedad boliviana y dejó una marca-sello para todos sus habitantes, marchó hacia su mundo de milagros.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia