Especiales

Aliado de la causa marítima

Recomendó que ‘El libro del mar’ debió titularse ‘El libro del mar robado’, en febrero

Despedida. Eduardo Galeano recibe una copia de ‘El libro del mar’, de manos del presidente Evo Morales, el 26 de febrero en Montevideo.

Despedida. Eduardo Galeano recibe una copia de ‘El libro del mar’, de manos del presidente Evo Morales, el 26 de febrero en Montevideo. ABI.

La Razón (Edición Impresa) / ABI / La Paz

04:55 / 14 de abril de 2015

El escritor uruguayo Eduardo Galeano brindó, en su última declaración pública, un espaldarazo a la causa marítima boliviana al señalar en su casa en Montevideo, que El libro del mar, con que Bolivia difunde su derecho soberano a una costa, debería intitularse El libro del mar robado. La sugerencia se la formuló al presidente boliviano Evo Morales, que le visitó el 26 de febrero.

Ese jueves, Morales compartió un desayuno con Galeano y su familia, oportunidad en la que le entregó al escritor el documento. El autor, que mantuvo a lo largo de sus años de escritor una fascinación por Bolivia, acentuada desde que Morales se instaló en el Palacio de Gobierno, en 2006, sugirió que ese documento debía denominarse El libro del mar robado, haciendo referencia a la invasión chilena de la que fue víctima Bolivia en 1879, cuando quedó mediterránea.

Aseveró ese día que “Bolivia es un ejemplo de dignidad para Latinoamérica”. “La última aparición pública del escritor tuvo lugar a finales de febrero de este año y fue para recibir al presidente de Bolivia, Evo Morales. El mandatario visitó Montevideo con motivo del cambio de mando entre José Mujica y el ahora presidente Tabaré Vázquez. En las fotos, Galeano aparecía delgado y sonriente, mientras recibía un libro de manos de Morales con los argumentos bolivianos para exigir una salida al mar, un libro que bautizó como el Libro del Mar Robado”, señala un despacho de su editorial El País de España.

En La Paz, el gobernante de Bolivia lamentó profundamente la muerte del prolífico escritor, en una misiva enviada a su colega uruguayo Tabaré Vázquez. “En momentos de desconsuelo como éste, ante tal partida, no se puede sino agradecer a Galeano por su inquebrantable lucha por la justicia social y mejores días para nuestra gente”. De acuerdo con el Mandatario, el legado de Galeano será “imborrable” en Bolivia; indicó que inspirará a los pueblos a seguir luchando por la libertad.

“Como muy pocos, cuando era más fácil callar, tuvo la valentía de denunciar al imperialismo y mostrar que a pesar de su intento de dejar eternamente abiertas las venas de América Latina, al punto de buscar quitarle su dignidad, esta región se mantuvo integra”, agregó en la epístola póstuma. El presidente de la Cámara de Senadores, José Gonzales, lamentó el fallecimiento del autor, a quien calificó de aliado a la demanda marítima de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia.

Un seguidor de Morales

Fascinado

Eduardo Galeano no ocultaba su fascinación por Bolivia y por el gobierno liderado por Evo Morales, de quien era su amigo. Incluso vino para su primera posesión como presidente, en 2006, tanto a la ceremonia originaria que se llevó a cabo en Tiwanaku como al acto en la ciudad de La Paz.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia