Especiales

Bolivianos lo recuerdan como un igualitario y un admirador del país

Era un obsesionado con la lucha antiimperialista y con los gobiernos de izquierda

2006. Eduardo Galeano, a la izquierda, en uno de los balcones del Palacio Legislativo, acompañado por militantes del MAS en la posesión de Evo Morales.

2006. Eduardo Galeano, a la izquierda, en uno de los balcones del Palacio Legislativo, acompañado por militantes del MAS en la posesión de Evo Morales. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Yuri Flores / La Paz

05:00 / 14 de abril de 2015

El escritor uruguayo Eduardo Galeno, quien falleció el lunes, buscaba a través de sus principales obras literarias, como Las venas abiertas de América Latina y Memorias de fuego, la igualdad de los pueblos, principalmente de los latinoamericanos. Tenía una inclinación de izquierda, a pesar de no inmiscuirse directamente con la política, coincidieron el expresidente Carlos Mesa y el periodista Carlos Soria Galvarro.

Las necesidades de los pueblos subyugados y las desigualdades entre los gobernantes y los gobernados inspiraron al uruguayo a escribir sus piezas literarias y hacer conocer al mundo sobre las injusticias que se practican en esta parte del mundo. “Eduardo Galeano era uno de los intelectuales más destacados de América Latina, un hombre comprometido con dos conceptos, con dos ideas: la creación literaria inherente a su vida y la militancia política absolutamente alienada a la izquierda”, puntualizó Mesa a La Razón.  

En esa línea, Soria Galvarro resaltó que Galeano siempre hacía conocer sus observaciones e inquietudes de la forma de gobernar de los “imperialistas”, gobiernos de turno que solo se aprovechaban de los pueblos para enriquecerse. “Él ha estado siempre en una actitud comprometida con los cambios, con las fuerzas de izquierda, ha denunciado las políticas dominadoras, imperialistas, no solo de Estados Unidos, sino de Europa. En su tiempo ha sido un comprometido en la lucha antiimperialista”.

Sectores. El literato tenía una admiración por Bolivia, no solo por los recientes acontecimientos políticos con la llegada del “proceso de cambio” del presidente Evo Morales en 2006, sino por los hechos históricos que envuelven a este Estado desde las épocas colonial y republicana.

Soria Galvarro manifestó que Galeano apreciaba a Bolivia por la lucha de los sectores sociales campesinos e indígenas contra los gobiernos opresores, “su solidaridad con los mineros, el aprecio que le tenía a Domitila (Chungara), en general era un admirador de la lucha del pueblo boliviano y como consecuencia de eso también ha apoyado el proceso”.

Consideró que el autor, a pesar de tener una ideología de izquierda, igual reflejaba en sus obras su posición crítica con aquellos gobiernos que en vez de buscar la justicia para sus congéneres, se aprovechaban de los más humildes y necesitados para buscar sus beneficios personales.

La periodista Patricia Flores, quien tuvo un encuentro grato y ameno en 2010 con el escritor en la ciudad de Montevideo, capital del Uruguay, relató que éste le hizo conocer su alegría por “el proceso que estaba viviendo Bolivia y América Latina”, por los gobiernos de izquierda y por las reivindicaciones de los pueblos de esta parte del continente. 

El uruguayo visitó Bolivia en varias oportunidades. En la década de los 60 y 70 llegó al país y se dirigió a los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí y Santa Cruz para obtener información y documentación, para inspirarse en la descripción de las situaciones sociales, económicas, culturales de las naciones sudamericanas en su libro Las venas abiertas de América Latina, sostuvo Mesa.

“Para escribir Las venas abiertas de América Latina él hizo un viaje por varios países y, por supuesto, como una parte fundamental de la obra está vinculada a la época colonial y al Cerro Rico de Potosí, para alimentarse en el terreno en el sitio de su lectura de esa etapa de la historia americana, en este caso (visitó) Potosí, el lago Titicaca o (las ruinas de) Tiwanaku en La Paz”, complementó.

El expresidente de Bolivia y actual vocero de la demanda marítima boliviana rememora que en una de las visitas de Galeano en la década de los 90, aprovechó para realizarle una entrevista exclusiva en el programa De cerca, que fue emitido anoche por la red ATB, como un homenaje y reconocimiento a uno de los intelectuales más destacados de América Latina.

Mientras que Pablo Groux, exministro de Culturas, destacó las visitas del reconocido periodista al Presidente. La primera se remonta hace nueve años cuando Galeano participó de la primera posesión de Morales. “El 22 de enero de 2006 estuvo en La Paz en el acto de posesión junto con un montón de personalidades, me acuerdo que estaba (Ollanta) Humala cuando no era presidente (del Perú) y otros, independientemente de los mandatarios que llegaron”.

Medalla. En 2013, Galeano llegó por última vez a territorio boliviano  para recibir la medalla Juana Azurduy de Padilla por parte de la Universidad Andina Simón Bolívar, de Sucre, en Chuquisaca, el 17 de julio. Un tributo a su aporte a la literatura y a la integración latinoamericana. Un día antes se reunió con Morales en la residencia presidencial de la zona de San Jorge de la sede de gobierno, donde por el lapso de media hora y a puertas cerradas conversaron.

Groux recordó también que Galeano era una persona humilde, sencilla y con la convicción de luchar por los derechos de los pueblos de América Latina. Además tenía un interés por conocer las costumbres, las vestimentas, las culturas y hasta los ritmos musicales de las diferentes etnias bolivianas. Posteriormente, el uruguayo no pudo estar en la última posesión de Morales y le envió una carta: “Esta vez no puedo acompañarte, como quisiera, pero estaré sin estar estando, como siempre a tu lado y en el mismo camino con Bolivia y contigo”,

Soria Galvarro enfatizó la visita de Morales a Galeano en su casa de la capital en Uruguay, Montevideo, en febrero, cuando se encontraba enfermo. Este hecho demostró lo importante que era Bolivia para el escritor y la admiración que tenía por los procesos revolucionarios establecidos en la última década. “En lo que hace a Bolivia, él era muy amigo del país, notable que, por ejemplo, su última actuación pública haya sido recibir a Evo Morales en su casa cuando estaba muy enfermo, ya no es una anécdota, él estaba muy entusiasmado con el proceso boliviano”. 

Recuerdos del autor uruguayo

Tristeza

El exministro de Culturas Pablo Groux recibió con mucha tristeza la noticia del fallecimiento del escritor, y comentó que fue una persona que aportó mucho a la literatura latinoamericana.

Obras

Tras la muerte del escritor, la periodista Patricia Flores, quien se encontró con Eduardo Galeano en Uruguay, remarcó su gran admiración por sus obras escritas.

Vitalidad

Para el expresidente Carlos Mesa, el escritor uruguayo Eduardo Galeano será recordado por haber tenido mucha vitalidad y una facilidad para entablar una conversación con cualquier persona, a quien siempre le demostraba humor y simpatía. Mesa lo recuerda como una persona muy apasionada por Latinoamérica.

Opiniones

Groux: ‘Demostraba calidad, humildad, gentileza’

Para el exministro de Culturas Pablo Groux, las visitas de Eduardo Galeano a Bolivia lo dejaron marcado porque demostraba una imagen de humildad, gentileza, calidad y admiración de quienes de alguna manera tuvieron la oportunidad de estrechar su mano, más aún de quienes leyeron sus obras literarias en las que refleja la lucha de los pueblos por días mejores. 

Mesa: ‘Sus obras reflejaban carencias de los oprimidos’

El expresidente Carlos Mesa indicó que sería una buena idea transcribir y publicar, en medios escritos, la entrevista que él le realizó a Eduardo Galeano en la década de los 90, como un homenaje a un personaje de la literatura latinoamericana que a través de sus obras reflejaba las necesidades y las carencias de los pueblos oprimidos por los gobiernos y por los cuales luchaba.

Soria: ‘Reforzó vínculos entre países y sectores’

Para el periodista Carlos Soria Galvarro, el escritor uruguayo Eduardo Galeano, con sus obras, brindó muchos conocimientos, aspectos históricos y anecdóticos, creando y reforzando los vínculos entre los países latinoamericanos con los sectores oprimidos, postergados por las dificultades de sus gobiernos. “Él reclama esos derechos de toda esa gente”, sostuvo el también historiador.  

Flores: ‘La gente lo  saludaba con enorme afecto’

En su encuentro con Eduardo Galeano en agosto de 2010, la periodista Patricia Flores resaltó que, a partir de ese momento, se convirtió en una seguidora de las obras del escritor. Sostuvo que cuando se encontró con Galeano pasado el mediodía del 18 de agosto, él vestía una chompa muy abrigadora y de color fucsia, y llevaba una bolsa con pan. “La gente lo saludaba con enorme afecto”.   

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia